viernes, 15 de marzo de 2013

¿Le interesa a los pacientes que su médico tenga un Klout alto?



Klout es una forma de medir la influencia de alguien en internet. Es un índice calculado por una empresa Californiana en base a las interacciones y el grado de conversación que un usuario tenga en Twitter.

"Ya, pero yo no tengo Twitter" podrá decir alguno, en ese caso no tendrá Klout. Y esto ¿es importante para un paciente en relación a su médico?

Lo que los pacientes pueden exigir a sus médicos es ante todo competencia profesional, conocimientos actualizados, buen hacer y capacidades de comunicación. No es buen médico el que lo sabe todo pero no es capaz de empatizar y comunicar bien con el paciente. Tampoco lo contrario.

Internet está modificando muchas cosas. Los pacientes pueden buscar a sus médicos en Google y ver qué se dice de ellos allí. A todos nos interesa en manos de quien ponemos nuestros problemas de salud.

Lo que aporta Klout, y más que el producto me interesa el concepto, es el valor de medir el grado de influencia de un profesional, su grado de comunicación e interacción virtual. Es cierto que la mayoría de los médicos no están en Twitter, es cierto que muchos probáblemente no lo necesiten. Pero, ¿qué nos dice un indice Klout de un médico:

1. Su grado de interacción en redes sociales
2. Su habilidad para moverse en entornos participativos
3. Su capacidad de compartir (información, contenidos, ideas, contactos...)
4. Su visibilidad social.

Son cosas no exigibles a priori a un profesional de la salud, pero tendremos que ir comprendiendo que los ciudadanos cada vez quieren saber más de nosotros. En entornos de libre elección real esto marcará una diferencia que iremos viendo en los próximos años. En otros sectores hay empresas que exigen un Klout de 35 para poder trabajar...

Con tantas voces disonantes y tanto ruido social parecería sensato que los médicos, los profesionales más valorados por la sociedad española (encuesta CIS 2013),  tengan voz pública y se atrevan a compartirla.