miércoles, 6 de marzo de 2013

Medicalización, hipersanitarización, enfermedades inventadas...




Entrevista de Aurora Muñoz para Zoom news

1.- ¿Es frecuente que la gente añada a los medicamentos recetados por su médico otros que se venden sin prescripción en la farmacia?¿Qué riesgo puede tener para su salud la combinación de fármacos?

Mientras más fármacos se consuman juntos más riesgo de interacciones y efectos secundarios. Incluso combinar ibuprofeno y paracetamol para bajar la fiebre da más problemas que usar un único fármaco.

2.- Según los datos que ha hecho públicos el Ministerio de Sanidad, España es el segundo país del mundo que consume más medicamentos (http://www.eleconomista.es/interstitial/volver/flyemiratesfeb13/espana/noticias/2354445/08/10/Espana-es-el-segundo-pais-que-mas-medicamentos-consume-del-mundo.html) . ¿Por qué sucede esto?  ¿Tiene que ver con el precio de los mismos, por la facilidad de acceso a los mismos o porque hay una cultura acumulativa en los pacientes? ¿Qué efectos conlleva este hábito de consumo?

Es un problema complejo. Nunca en España hemos tenido indicadores de salud tan buenos como ahora. Paradójicamente nunca nos habíamos sentido antes tan enfermos. La percepción de salud es muy baja. Influye el panorama de crisis y la menor tolerancia a ponernos malos. Vivimos muy mal cuadros leves como diarreas o catarros, la sociedad nos exige estar permanéntemente al 100%

3.- El término en inglés es ‘disease mongering’  define prácticas de la industria farmacéutica para convertir fenómenos normales en enfermedades. El diario Público cita el Síndrome de Piernas  Inquietas como ejemplo (http://www.publico.es/38349/exceso-de-farmacos-para-mujeres-sanas) aunque no sé si es acertado. ¿Existe esta tendencia a vender las pastillas como solución a todos los males? ¿Cuáles son los ejemplos más frecuentes?

La industria farmacéutica es de las más poderosas. Su interés es hacer negocio vendiendo fármacos. Para ello no repara en generar necesidades. Cualquier situación para la que se pueda hacer un fármaco se convierte en enfermedad. Tener poco pelo, ser un niño movido, tener la menopausia... se convierte en enfermedad cuando antes no lo era.

4.- El mismo reportaje que cito arriba, asegura que las mujeres son las que más se polimedican a pesar de estar sanas ¿Cómo se puede frenar la tendencia? ¿Se ha hecho alguna campaña en este sentido?

Es brutal lo que se está haciendo. En algunos países es obligatorio por ley hacerse mamografías a partir de los 40 años (Uruguay) cuando está demostrado que esta técnica no es útil antes de la menopausia y que después tiene resultados controvertidos.
La vacuna del papilomavirus para niñas también es muy controvertida. La medicación contra la osteoporosis con la que bombardean a mujeres de edad media no aporta beneficios (lo hace parcialmente a partir de los 80 años...)

5.- ¿Medicamos en exceso a los niños?

Las salas de espera de las consultas de pediatría están llenas... de niños sanos. Les damos kilos de antibióticos y medicamentos que probáblemente no sean necesarios en muchísimos casos. Los padres agobiados exigen al sistema de salud soluciones y este no suele tener  suficiente tiempo ni recursos para explicar la benignidad de muchos casos.

6.- Muchas personas mayores consumen entre 10 y 15 pastillas diarias. ¿Cuándo comienza a ser peor el remedio que la enfermedad?

El metabolismo de los mayores es más lento, es más fácil que se intoxiquen o que los medicamentos interaccionen (reaccionen mal) entre sí.

7.- El País (http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/03/20/actualidad/1332260295_589522.html )emplea un informe de Sespas para denunciar que el problema no depende exclusivamente de la automedicación, sino que el propio sistema está excesivamente medicalizado. ¿Qué opinan de esta sentencia? ¿Existen alternativas a los fármacos en algunos casos? ¿Por qué no se les da preferencia?

El informe Sespas es un documento excelente. Efectivamente el sistema no está funcionando bien. Si un médico de familia atiende en un dia a 50-60 pacientes no tendrá más recurso que tirar de talonario y recetar. Si tuviera más tiempo podría aconsejar, educar, informar, sopesar, acompañar... muchos más verbos que solo recetar.
Y cada vez tendremos más presión. Llevamos años denunciándolo antes de la crisis, imagínese ahora.

En el vídeo Seis minutos  http://www.seisminutos.com/ explicamos lo que un médico de familia puede hacer. Si nos dejasen la sociedad estaría menos medicalizada.

Related Posts with Thumbnails