miércoles, 27 de marzo de 2013

¿Pueden fiarse los médicos de familia de Madrid del Consejero de Sanidad?





La crisis de la deuda que sufrimos nos ha traido penurias. Y las peores no son las económicas. Lo más complejo es la crisis de credibilidad y fiabilidad que están sufriendo todas las instituciones, toda la estructura social.  En el mundo sanitario esto se traduce en que los profesionales han dejado de dar crédito a sus superiores. Nadie se fía de nadie.

Harto ya de la incomodidad que produce esta situación decidí ayer salir a la calle y mantener varias conversaciones para tratar de hallar algo de luz. La verdad es que tras hablar con Vicente Baos, Francisco Agüera, Toni Iruela y Javier Lasquetty fui capaz de tener una visión más amplia.

Les hago un resumen:

1. Hace cuatro meses y medio la Consejería de Sanidad de Madrid hace público un paquete de medidas para tratar de cumplir un duro ajuste presupuestario. Entre ellas destacan la gestión privada con ánimo de lucro de 6 hospitales y la gestión por profesionales del 10% de los centros de salud.

2. Los profesionales de la sanidad madrileña al oir la palabra "privatización" dejan caer la venda de los ojos y sienten que el Titanic se está hundiendo al ver sus piés dentro del agua.  Se inicia una situación de protesta sin precedentes en la historia de nuestra comunidad.

3. No se consigue un diálogo, pese a presentar los profesionales alternativas. La Consejería no plantea negociar las medidas si no su aplicación. Este marco no es aceptable a ningún interlocutor.

4. La semana pasada el Consejero ofrece una multitudinaria e intensa rueda de prensa a la que asistí invitado por amigos periodistas.
  • Las medidas siguen adelante (algo más tarde y en caso de primaria con solo 4 centros de salud).
  • Está abierto a negociar aplicación de medidas pero no estas.
  • No hay más datos que sostengan estas medidas que los ya ofrecidos.
  • La cosa está difícil. 


Como me seguían quedando muchas dudas ayer trato de solucionarlas en el despacho del Consejero que tiene la generosidad de darme cita pese a conocer mi postura crítica con sus medidas. Me describe que el diseño de las mismas tuvo lugar en los últimos meses del año pasado y que no se contemplan otras en este momento. Toca aplicarlas. Le argumento que será difícil, si no imposible, con todo el mundo en contra. Lógicamente son conscientes, pero sólo son capaces de ofrecer negociación en la parte de aplicación.
En relación con la atención primaria tuvieron presiones para ofertar un modelo que dependiera del hospital. La postura de la Consejería es claramente contraria, se defenderá la autonomía de la primaria. El modelo que se trata de presentar es el de las Entidades de Base Asociativa de la comunidad catalana que aquí se llamará "Sociedades Profesionales", pero la idea es la misma. Autogestionar un presupuesto por profesionales sanitarios. No se desea que haya control de capital privado en esta gestión. La participación privada, si la hubiera, sería hasta un máximo del 49% para evitar esto.

En los siguientes meses veremos otro real decreto y finalmente los pliegos tras el verano. A dia de hoy no hay más datos, no son públicos los escenarios que se contemplan. La comisión técnica será la encargada de ir terminando de pulir el proyecto.

No aclarado del todo hablo a continuación con Barcelona. Afortunádamente tengo buenos amigos en casi todas partes. A los ojos de los compañeros catalanes hay sorpresa. Ellos han generado 13 EBAs en 16 años, en un proceso lento de constitución progresiva de equipos humanos motivados que no es posible hacer de la noche a la mañana. Es verdad que han conseguido eficiencia (gastan un 25% menos que la media de centros de salud catalanes) con profesionales y pacientes razonáblemente satisfechos, pero son conscientes de que no es un modelo generalizable con facilidad.

Dado que la Consejería está abierta al diálogo (en sus términos, como hemos dicho) y los catalanes tienen experiencia, tal vez el siguiente paso sea que alguien nos explique en profundidad que es esto de las EBAs y empecemos a aportar inteligencia colectiva al asunto. Hay muchas preguntas que ir respondiendo, empiezo planteando estas:

  • ¿Es acertado y prudente explorar el modelo EBA en Madrid?
  • En su caso ¿cómo se podría implantar de la mejor forma posible?
  • ¿Con qué reglas, con qué marco?
  • ¿Qué equipos serían los más adecuados para ello y cuáles no?
  • ¿Cómo se evaluaría? ¿Cómo se haría la gestión pública de la información para poder comparar?
  • ¿Cómo se manejará el presupuesto, cómo se ajustará y actualizará?
  • ¿Y si no funciona?

Para que los profesionales de Atención Primaria decidan si lo que se ofrece aporta algún valor no queda otra que dar más información y abrir puentes de diálogo. No existe otra manera.

Y hago un comentario de autocrítica. En los últimos años un servidor (al igual que la mayoría de los profesionales que conozco) ha dedicado cientos de horas de charla de café a hablar sobre el futuro de la Atención Primaria sin producir una sola idea. ¿Ahora nos extrañamos de que si no hemos sido capaces de producir alternativas otros lo hagan por nosotros? Me temo que hay que recuperar la iniciativa. Si alguien sabe algo de ajedrez seguro que me entiende.


La Consejería de Sanidad está buscando crédito en el capital privado que entrará en el sistema y contribuirá a sostenerlo pero no debe olvidar que esto no se puede hacer rompiendo la línea de crédito básica de toda organización: la confianza interna. 


9 comentarios:

Jose Luis Quintana dijo...

Salvador, admiro tu paciencia y tu fe. Hay algunas personas a las que el diálogo no les parece una herramienta. Creen que una democracia es ejercer cada 4 años el derecho a ir a votar, por el camino puedo hacer lo que me de la gana, que para eso me he ganado. Los argumentos sobre ahorro, eficiencia y demás se han rebatido hasta la saciedad. Esto en el mejor de los casos es un trágala, en el peor una ocasión de negocio.
Por favor, seamos cuidadosos cuando camparamos EBAs y equipos en Cataluña porque no tengo ni siquiera claro que sean comparables. No es lo mismo gestionar un equipo en Boadilla que en El Pozo del Tío Raimundo. Si me lo han contado bien , no hay una sola EBA en un barrio obrero. Tambien es fácil ganar la liga con un gran equipo (esto de los profesionales motivados), por eso siempre la ganan los mismos pero en el caso de la salud la equidad es un valor que en el fútbol no.
En fin, esto se ha convertido no en un debate intelectual sino en una disputa sobre la forma de entender la sanidad y, seguramente, el mundo y la vida.

Anónimo dijo...

Hola.
¿Puedes especificar a qué te refieres con "los pliegos después del verano"? ¿Hablas de los pliegos de AP? ¿o de los pliegos de toda la externalización?
Gracias

Anónimo dijo...

Gracias por el tono del articulo, rara avis en los tienpos que corren. Sus comentaristas le pondran el color rojo pasion dominante, pero usted solo es responsable de lo que ha escrito. Alguna reflexion mas sobre las razones por las que solo hay 13 EBAs en Catalunya (en Abril seran 14) no hubiera estado de mas, pero esencialmente le reitero mj agradecimiento por su tono y propuestas

FernandoG dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
FernandoG dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
FernandoG dijo...

Cuento. Parte 1
Voy a contar un cuento que en Madrid deberíais saber muy bien.
Una afamada lideresa y Reina de Corazones decide a principios del decenio anterior que nadie tendrá que esperar más de treinta días para ser intervenido. Para eso si es necesario se hacen hospitales, los que sean necesarios. Pero tranquilos, no gastará el dinero de sus súbditos, sino que se harán “gratis” unas empresas a las que les dará la concesión de los servicios no sanitarios durante 50 años a cambio de un módico alquiler que es lo que le costará al reino todo esto.
Los ciudadanos encantados, porque tendrán una mejor asistencia sanitaria y los profesionales sanitarios no ven que les afecta a ellos todo esto. Es más, incluso es posible que tengan más oportunidad de trabajar.
Y pone en marcha este proyecto en manos de una Consejero que se entretiene en el camino en meterse con algún profesional, y mientras comienzan a construir hospitales y hospitales, a los que los ciudadanos pueden ir sin que tengan que pagar, enseñando su cartilla de la seguridad social del Reino, y a ellos que más les da que quienes les atiendan sean funcionarios, estatuarios, contratados laborales.. y además tienen un hospital en su barrio, no les cobran, siempre es mejor que nada. Y si esos trabajadores ganan menos y tienen menos seguridades en su empleo , por algo será.
Pero este Consejero se tiene que ir ( para otro cuento donde está trabajando ahora) y ponen a otro que parece un príncipe encantado y que como Maestro en Dirección de Empresas o de lo que se tercie establece los principios básicos a tener en cuenta en esta Hoja de Ruta: ¿Qué importa quién es el proveedor, si el financiador es público? Y EL DINERO SIGUE AL PACIENTE.
Y seguimos haciendo Hospitales e inaugurando los anteriores y poniéndoles el nombre de todos los reyes, reinas, princesas e infantas habidos y por haber.
Y este Consejero saca de la chistera otro principio básico : El Área Única y la Libertad de Elección. Que más lógico que vivir en el Retiro y tener el médico en Torrelodones y la Enfermera en Pinto o Galapagar. ¡ Y además con eso vamos a ahorrar dinero porque va a haber menos jefes ) (jua, jua)

FernandoG dijo...

Cuento. Parte 2
Y el Consejero Príncipe se tiene que ir por un quítame allá esas pajas.. (al parecer no le llegaba para pagar su nivel de vida en su palacete de una Finca) y ponen a otro Consejero que llevan formando desde su más tierna infancia en una cosa llamada NNGG y que ha sido director general de la cosa de todos los sitios e incluso Consejero de Inmigración facilitando servicios, incluso sanitarios a los inmigrantes (o_O)
Y este Consejero sigue la senda marcada, los hospitales ya están hechos, nadie se queja de que el alquiler tan cómodo ha habido que subirlo varias veces, que dicen los adjudicatarios que no llegan a final de mes y la población encantada por tener un hospital al lado de casa y los sanitarios encantados porque con ellos no se han metido y los médicos jóvenes encantados porque van a poder trabajar en peores condiciones que los “fijos” del otro sistema, pero al menos van a trabajar.
Y de repente una peste, en forma de crisis llega al Reino y no se puede seguir, porque hay que ahorrar, hay que disminuir el déficit. Y aunque la construcción de esos hospitales no contabilizaron para la crisis, sus efectos si. Y entonces hay que recortar en sueldos, en prestaciones, pero eso no es suficiente, y lo que hay que hacer es desprenderse de esos hospitales para que los lleven otros que nos dicen que van a seguir tratando a los ciudadanos del reino igual que antes de la hecatombe.
Y para eso externalizamos (no vamos a decir privatizamos) seis y aprovechando que el Manzanares pasa por Madrid, hacemos lo mismo con el 10% de los Centros de Salud, por empezar por un número y con el tiempo haremos que dejemos de tener trabajadores sanitarios que dependan del Gobierno del Reino, con lo cual el gasto será menor y no imputable a la sanidad, y no será nuestro problema que las empresas despidan a estos que tan bien han trabajado para nosotros durante decenios..
Y esto lo avisamos de la noche a la mañana, los trabajadores que al principio pensaban que esto no les afectaba sale cuatro años más tarde de lo que se veía venir a protestar. Los ciudadanos protestan como pueden en tanto buscan trabajo o rebuscan en la basura y la jugada en forma de Ley de Acompañamiento sale una Navidad de 2012.
Y el Consejero que vale para todo dice que el negocia, pero que no va a ceder, que lo hecho , hecho está y que él habla para que no digan que no está abierto a escuchar, pero no más allá.
Y lo dejo aquí porque no puede ser que una contestación a un post sea más largo que todo el Blog, pero esa es la realidad que yo veo.
Otro día hablamos de las EBAS, maravillosos entes en los que hay la mitad de enfermeras que las que hay en nuestros Centros de Salud, odontólogos, psicólogos que hacen un trabajo que puede servir de financiación, y donde el cupo puede llegar a ser de hasta 2500 pacientes. Más tienes más ganas. Por cierto en esta época de recortes son proveedores que tampoco cobran de su arrendatario.
Y si en este cuento metemos una Fundación sin ánimo de lucro que está todo el día bombardeando con la colaboración, con lo que ahorraría la sanidad pública contando con ellos, que gracias a ellos subsiste el sistema sanitario.. y transmitido por un grupo de comunicación que día si y día también publica las opiniones de toda gente y organiza encuentros para que se escuchen unos a otros interminables veces lo mismo, y no se salgan del redil. Eso daría para otro cuento.
En definitiva, creo que todo esto se para con investigación. Y temo que policial.
Por cierto, hace cuatro años yo también intercambié opiniones con el Consejero Príncipe. Ahora me tiene bloqueado. Tengo claro que el privilegio no es el nuestro de hablar con ellos, sino el de ellos de hablar con nosotros.

Un abrazo.

Salvador Casado dijo...

Perdonar la demora en contestar, estuve unos días sin conexión alguna.

Gracias José Luis por tu valoración. Estoy de acuerdo de que el fondo de este asunto es ideológico y que desgraciádamente la visión política no coincide con la profesional.

¿Son conciliables el aceite y el agua?

Si las dejamos en el vaso claramente no. Pero es posible hacer emulsiones. No nos va a quedar otra.

Tu largo comentario Fernando sintoniza con tu opinión crítica que no te cansas de hacer pública de forma valiente. En esta ocasión con toque irónico. Tu enfado traduce el de muchísimos profesionales. En el caso de Madrid con el problema logístico de la sobredimensionación del aparato hospitalario el nivel de complejidad es mayor si cabe. Nos hace falta un mago y una buena varita, o un hada potente con muchos polvos mágicos. El cuento está que arde.

FernandoG dijo...

Coincido con José Luis que estamos no ante un dabate, que parece reciente, sobre la sanidad. Sobre la forma de prestación de servicios sanitarios por el Sistema Nacional de la Salud. En el fondo subyace,y desde hace mucho tiempo una nueva forma de entender la vida en lo que a los servicios sociales y derechos de todo tipo que quieren ser transformados por el llamado neoliberalismo. Para hacer que lo que ahora es un derecho, pase a ser al final un negocio.
Y la crisis ha sido la excusa para todos estos recortes. Porque recortar 7000 millones en salud al mismo tiempo que se dan 100 mil millones a la banca parece un chiste. En la sanidad la hoja de ruta de deteriorar, desprestigiar y desmontar la sanidad pública ha sido evidente en Madrid, con la creación alternativa de un modelo que se ha presentado como ahorrador incluso para la administración, que ya se ha desmontado y se ha pasado directamente a la privatización. Y es posible verlo este fin de semana con los cuatrocientos despedidos del Puerta de Hierro. Un hospital que era una de las joyas de la corona del SNS madrileño.
Pienso en mi natural pesimismo que aquí no hay nada que negociar, y con esta gente mucho menos. POrque en el fondo los que piensan y dirigen todo esto están más abajo disfrazados en forma de fundaciones sin ánimo de lucro y de medios que se hacen eco y propician la deriva de todo hacia la llamada colaboración público privada, para llegar al final, que es la parasitación privada de lo público.
Un saludo a todos y gracias.