jueves, 21 de marzo de 2013

Valorar la salud por los zapatos


Foto: 'Valeria'
http://www.flickr.com/photos/52012189@N00/248511675



Una de las partes del cuerpo que nos dan más información cuando tenemos una persona delante son  su cara y sus ojos, pero si miramos a los pies, sus zapatos nos podrán decir muchas cosas.

En consulta me tengo que agarrar a los detalles. El motivo de consulta es solo el hilo a partir del que empezar a entender la compleja madeja del ser humano que tengo delante. Hacer las cosas bien en medicina precisa de este mimo a las pequeñas cosas, de esta escucha con todos los sentidos, de este mirar a los zapatos.

Cuando una persona está enferma precisa de cuidados, a veces de atención sanitaria. Me sorprendo al comprobar como esta atención que damos los profesionales de la salud a menudo es muy pobre, con muy poca conciencia y menos compasión. La frialdad, la prisa, los agobios... suelen ser la tónica. Las estructuras sanitarias que incomodan y limitan a los profesionales no ayudan. Los ruidos y distracciones de estos tampoco.

Hoy trataré de mirar un poco mejor a los ojos de mis pacientes. Y de refilón a sus zapatos. 

2 comentarios:

cdimarbella dijo...

Muy acertado con este post.
Como dice la Dra. Kubbler Ross: “El mejor servicio que un médico puede prestar a un enfermo es ser una persona Amable, Atenta, Cariñosa y Sensible”.

Un saludo desde Cdi Marbella

Salvador Casado dijo...

no deja de ser sentido común (que como sabemos es el menos común de los sentidos)