sábado, 27 de abril de 2013

¿Muestran los médicos sus sentimientos?



Foto: 'Monochromatica'
http://www.flickr.com/photos/44124298927@N01/135969195


Cuando un médico pierde un paciente no lo pasa bien, nada bien. Cuando el paciente sufre y el tratamiento va mal tampoco. Cuando los pacientes lloran en consulta, uno tras otro, muchas horas a la semana, algo se va rompiendo dentro del médico, algo sutil, frágil, liviano.

Los médicos no somos buenos mostrando sentimientos, generalmente no manejamos bien algunas mareas que la consulta y la profesión levantan. Viene bien recordar que hace muchos años literatura, arte y medicina solían ir de la mano. Viene bien recordar que escribir nos redime y ayuda a expresar el dolor que de otra forma corroería nuestra viguería interna. En el caso del que les escribe, este blog cumple en ocasiones esa función liberadora, una de las cosas que nos permite el verbo es encontrar serenidad al ser capaces de convertir en palabras paisajes interiores que nos resulta complicado vivir.

Hay que dejar salir las emociones. Siempre hay alguna forma para aliviarlas sin que nos cause daño a nosotros mismos ni  a los demás.


5 comentarios:

herrerillo dijo...

estoy de acuerdo con tu comentario.La expresion de nuestros sentimientos, puede ser captada por el enfermo como "señal" de encuentro con él, como evidencia de que es comprendido por su propio medico y aqui se abre tambien una funcion terapeutica. Lastima que esto no se enseñe en nuestras facultades.
herrerillo, twitter

Alberto Sanagustín dijo...

Es cierto durante la consulta se pueden presentar emociones fuertes. ¿Sabemos expresarlas? No sé. No creo que seamos mejores o peores que cualquier otro.

Saber si debes expresarte o no, cómo y cuándo hacerlo, no parece tarea fácil. Por otra parte, siempre nos expresamos a nivel no verbal.

Veo difícil que esa gestión emocional se pueda enseñar de una forma reglada.


Creo que lo mejor es relajarse y que las situaciones fluyan con naturalidad.

Viviana Martinez-Bianchi dijo...

Si no mostrara mis sentimientos -en muchas situaciones en donde la emoción necesita presentarse- no tendría la habilidad que tengo de comunicarme con mis pacientes. Sin sentimiento mis interacciones con ellos no tendrían un efecto terapéutico. La empatía necesita de esta demostración. Existe un control, un importante filtro para los extremos, para aceptar las diferencias, o para no demostrar repugnancia, miedo, ansiedad, atracción... pero el sentimiento debe estar presente en el espacio clínico. Pacientes (no sabes como me disgusta la palabra)- Personas buscan encuentros humanos, en donde la buena comunicación fluya y en donde se sientan escuchados, respetados, y el centro de esa atención. Fíjate que hasta tu propia pagina quiere saber que no soy un robot al dejar este mensaje!!!

Anónimo dijo...

Claro que es importante mostrar los sentimos, sino, que mundo sería éste...y nosotros cómplices de él....
Per tú crees realmente que cuándo un médico ó profesional sanitario, siempre que escribe, expresa su dolor?
Haberlos , los hay, pero pocos....y quizá los menos valorados. Porque parece, que eso ya no se lleva.

Salvador Casado dijo...

hoy se me escapó una lágrima en consulta, dando un consejo para animar a una paciente con una enfermedad crónica grave. para mí ella es muy importante, su valor y tenacidad son una enseñanza que apuntala mi propia levedad...

pudieron ver mi lágrima.


me alegra que tras tantas batallas parece que aun albergamos un pequeño pozo de humanidad en las profundidades