viernes, 12 de abril de 2013

¿Te has planteado alguna vez tus voluntades anticipadas y tu testamento vital?




Michael Haneke es un director de cine alemán. Como vive en Viena también dirige óperas. Me centro. Les quería animar a reflexionar sobre un tema espinoso: enfermedad, decrepitud y muerte. Algo cotidiano que sin embargo nos cuesta mirar de frente.

Cuando caminamos por un bosque es fácil encontrase con árboles caídos, hojas en descomposición junto al esplendor vegetal circundante. La muerte va siempre de la mano de la vida. En la película Amor, Haneke nos plantea cómo lidiar con la muerte de alguien a quien queremos. No es una obra para todos los públicos pese a que debería serlo, el tema lo requiere. No sabremos mirar bien la vida si no aprendemos a mirar bien la muerte. Y tengan por claro que a todos nos tocará hacerlo, en la de nuestros seres queridos y en la propia.

En esta obra asistimos al progresivo deterioro de la protagonista y los desvelos de su marido para cuidarla de la mejor manera posible. Me sigue llamando la atención que sigue siendo tabú entre nosotros hablar de cómo le gustaría a cada cual morir, qué escenarios nos gustarían y cuáles no. Es lo que en bioética se llama voluntades anticipadas, una corriente que trata de ayudar a tomar decisiones sobre el final de la propia vida antes de que ocurra, antes de traspasar el umbral donde ya no se puede decidir. Preguntas como esta deberían darnos menos miedo: ¿Le gustaría morir en casa rodeado de los suyos o solo en una unidad de cuidados intensivos de un hospital?

Haneke nos anima a hacerlas.

Si es el caso puede encontrar información sobre testamento vital aquí, ó  solicitar inforamción ó una cita en el registro de voluntades anticipadas de su comunidad autónoma.