domingo, 19 de mayo de 2013

¿A quién beneficia que las competencias en sanidad estén transferidas?




Que españa tenga 17 sistemas sanitarios es una dilapidación de recursos que no nos podemos permitir. Vean:

17 sistemas de historia clínica electrónica
17 sistemas de receta electrónica
17 sistemas de información
17 centrales de compra (a multiplicar luego cada hospital, gerencia de primaria...)
17 sistemas de gestión (con sus directores, subdirectores, cargos y recargos...)
17 agencias de formación continuada
...

no les aburro más.

Por otro lado los profesionales sanitarios no pueden circular libremente de unas comunidades a otras. En mi caso tengo más facilidades para trabajar en Francia o Reino Unido que en Castilla la Mancha.

Los pacientes que van de vacaciones o de viaje a otra comunidad no pueden llevar sus datos clínicos, los sistemas informáticos no son compatibles, las recetas tampoco... total un enorme lío.

Seguramente con este río revuelto ganen los pescadores que tienen un cargo, despacho o administran alguna central de compras... pero claramente los profesionales del sistema y los ciudadanos pierden sin lugar a dudas.

¿Cuánto tiempo tendremos que esperar para que este tema se incluya en la agenda política? ¿Se atreverán los dos partidos dominantes a volver a un Sistema Nacional de Salud único?

Creo que la ciudadanía tiene aquí mucho que decir.



 Luis Rodríguez Padial, presidente del colegio de médicos de Toledo, hace unas declaraciones en esta misma línea.

4 comentarios:

MANUEL GARCIA dijo...

Ahora no tiene arreglo fácil ni tiene mérito plantear este asunto : quienes lo plantearon en el pasado sufrieron y fueron marginados, pese a que descentralización rima con privatización (es lo mismo)

jagoba zarandona dijo...

Coincido con el planteamiento. Destacaría como punto clave para iniciar una reforma que el planteamiento actual ha quebrado el principio de equidad (por no hablar del de universalidad...). Cómo podemos asumir la disparidad de gasto en salud (y servicios sociales) por habitante en función del código postal de residencia? Cómo puede ignorarse que haya comunidades que aun no hayan desarrollado el programa de prevención de cáncer de colon? Que no tengan instaurados equipos de cuidados paliativos?...
No se cual es la solución, pero lo que está claro es que hay que biscarla entre tod@s.

Salvador Casado dijo...

Si el código postal genera una gran diferencia en el tipo de asistencia sanitaria es que no estamos haciendo las cosas bien. El contrato social se rompe.

¿Por qué no está este esunto en la agenda política?

Francisco Dental dijo...

Los sinsentidos aplicados a la sanidad pública parecen sacados de una película de los hermanos Marx, pero como muy bien dices a alguien deben beneficiar y ese alguien no es el usuario por desgracia, la sanidad pública requiere una estructuración pero no un despiece o recorte, aplicar métodos de eficacia probados no es tan difícil lo que falta es voluntad en aplicarlos ahí tenemos el modelo de sanidad vasca que tan buenos resultados está dando.
Un saludo cordial.