jueves, 23 de mayo de 2013

Sanidad madrileña en equilibrio inestable





La sanidad madrileña sigue en situación de bloqueo. Ayer se volvió a paralizar por un día más de huelga, y van demasiados este año... Los profesionales siguen sin que su voz sea oída, la Consejería de Sanidad sin interlocutores con los que hablar.

Como esta situación me causa desazón, ayer pedí una cita en la Asamblea de Madrid para hablar con Enrique Normand, miembro de la comisión de sanidad de este organismo desde la oposición (UPyD).
 Tras una larga conversación de dos horas llegué a las siguientes coclusiones:

1. Desde la publicación del plan de medidas hace 6 meses el partido gobernante no ha aceptado modificaciones, ideas o cambios de ningún tipo.
2. Proponer medidas de cambio estructural requiere de diálogo y del rescate de la mayor cantidad de inteligencia colectiva posible. Implicando escucha de todos los actores, políticos, gestores y profesionales.
3. Parece que es tiempo de proponer cambios y reformular la sanidad, pero no desde la imposición si no desde el diálogo.

La formación UPyD es muy crítica con el actual modelo autonómico y la duplicidad de ámbitos de gestión. Una de sus propuestas es centralizar la sanidad para mejorar la ruptura de prestaciones y de igualdad que ahora padecen los ciudadanos. ¿Será posible algún día que todos los ciudadanos/as españoles tengan una misma tarjeta sanitaria, receta electrónica e historia clínica informatizada? ¿Será posible que los profesionales sanitarios puedan trabajar libremente en cualquier parte de España?

Reconozco que me hago muchas preguntas y que no tengo las respuestas. Espero poder seguir hablando con más personas para tratar de encontrarlas. Tengo claro que solo si nos las hacemos entre todos sacaremos algo en claro.