sábado, 20 de julio de 2013

Relatos de verano: agonía



Lo he hecho mal, muy mal. Murió de mala forma y no hice lo suficiente. Me fastidia que la gente muera tan mal, agobiada, angustiada, ahogada, sufriendo... El caso era complejo, muy complejo. Ni siquiera los internistas supieron manejarlo bien. Tras el ultimo ingreso se lo quitaron de las manos: "que se encargue su médico, y los de paliativos..." La familia ya no sabía qué hacer. Tampoco yo. Ensayé mórficos para la disnea sin éxito, consulté al equipo de paliativos que ofreció soporte también con poco éxito... Al final terminó en urgencias, incómoda hasta el final.

¿Somos responsables de las malas muertes? ¿se puede hacer mejor? qué complicado es de saber. No es una cuestión de tecnología, tal vez si hubiera aportado más tiempo, más escucha, más sentido... ¿Pero cómo hacerlo con 2200 pacientes de cupo y la consulta llena? Me gustaríais caminar sobre las aguas pero sigo teniendo miedo y me hundo. Me sigue faltando fe.