martes, 2 de julio de 2013

Un Manual de Urgencias para profesionales





El manual de urgencias de Miguel Rivas Jímenez forma parte de mi biblioteca desde que era médico residente. El dr. Rivas coordina a un enorme número de médicos, la mayoría del Hospital Universitario Lozano Blesa de Zaragoza, para que esta obra sea posible. Hay muchas horas de trabajo condensadas en estas páginas, que en su tercera edición incorpora actualizaciones y mejoras considerables. Lo más complejo al hacer un manual de este tipo es abarcar mucho conocimiento y resumirlo de una forma adecuada para ofrecer la mejor ventaja en el mínimo espacio. Una urgencia no es un lugar para leer grandes parrafadas.

Es un libro de batalla, para usar en la urgencia principalmente pero también en la consulta o a la cabecera del paciente. Capítulos breves que en esta edición se enriquecen con una mejor maquetación y la inclusión de tablas e iconografía. Se divide en 26 capítulos con marca en el lomo para facilitar la localización y una serie de anexos con fármacos y fórmulas de uso en la urgencia.

Sacarán el máximo provecho de él todo tipo de médicos residentes, o que trabajen en urgencias de cualquier tipo. También médicos de familia y otros en ejercicio. Para estudiantes también tiene interés y por supuesto para otros perfiles profesionales como enfermeras o fisioterapeutas que quieran ampliar su formación o consultar el manejo en urgencias de una determinada patología. Al ser un libro eminéntemente técnico no lo recomendaría a mis pacientes dado que este tipo de información puede confundirles más que aportarles información de interés para ellos.

Me gustan los libros que caben en el bolsillo de la bata, pesan poco y son fácilmente transportables. Pese a que hay cada vez más aplicaciones y herramientas móviles, yo sigo siendo fiel a mis libros de cabecera, aquellos que me aportan un gran valor añadido a la hora de ofrecer la mejor atención a mis pacientes. Este es sin duda uno de ellos.