domingo, 18 de agosto de 2013

Ecosistemas sanitarios



Los ecosistemas se apoyan unos en otros formando sistemas complejos. Su capacidad de adaptación es grande dado que todos colaboran para flexibilizar los impactos y adaptarse mejor a ellos. Aun así hay un componente de fragilidad que aumenta según se complejizan.

El sistema sanitario es una construcción social compleja. Consta de gran número de subsistemas, funciones y servicios, recursos humanos generalistas y especializados, sistemas organizativos multinivel y tecnología avanzada. Organizar algo tan complejo no es fácil. En los últimos años hemos visto que los costes se han elevado más allá de lo que nos podemos permitir. ¿Cómo adecuar los recursos a los costes?
La respuesta a esta pregunta suele ser un sálvese quien pueda, y cada parte del sistema argumentará las razones de su imprescindibilidad. Los cirujanos defenderán sus caros robots quirúrgicos y el sistema de transplantes, los oncólogos sus carísimos tratamientos, los radiólogos sus impresicindibles aparatos que todo lo ven... Al final de la cola aparecerán los médicos de familia arguyendo que son capaces de solucionar el 90% de los problemas de los pacientes con un coste mínimo para el sistema, pero ya nadie escucha... el pescado ya está todo vendido. ¿Se habrá hecho bien? En estos tiempos no todos tienen la misma voz, y dado que quien no llora no mama, está claro que no habrá leche para todos.