miércoles, 7 de agosto de 2013

Naturaleza sanadora



¿Cuándo fue la última vez que su médico le recomendó ir al campo? estamos acostumbrados a escuchar consejos sobre dieta o actividad física pero no sobre la gestión del tiempo y el espacio, variables mucho más importantes. El ritmo de vida habitual de nuestras sociedades occidentales urbanas nos somete a mucha violencia. La prisa, el ruido, el agobio no nos dejan oportunidad de contactar con nosotros mismos, de descubrir nuestras necesidades, de tomar un respiro.

Sin embargo la naturaleza tiene una enorme capacidad sanadora, nos recuerda quienes somos, nos acerca a la belleza, a la simplicidad, nos abre la mente. En verano tenemos más fácil acercanos a la naturaleza, por el buen tiempo y por los periodos de vacaciones. Un sencillo paseo nos puede reportar una gran alegría, una excursión, una escapada tienen el poder de romper nuestras rutinas y liberarnos de pensamientos apesadumbrados.

A menudo buscamos en las medicinas solución inmediata a nuestros problemas. Tal vez si nos regaláramos más tiempos cerca de la naturaleza no las sentiríamos tan necesarias.