jueves, 8 de agosto de 2013

Relatos de verano: el doctor KO


Foto: decofeelings


Tengo ganas de vacaciones. Estoy hasta las narices del centro de salud. Todos los días 50 pacientes, y eso que estamos en verano y la cosa está tranquila, en invierno es mucho peor.  Además no hay forma de bajar la presión, siguen viniendo. Es verdad que soy bueno y ya son muchos años, la gente se fideliza y se acostumbra a venir, con un sistema tan accesible esto es imparable. Por otro lado la burocracia les obliga a acudir por nuevas recetas, partes e informes que no hay forma humana se hagan de otra forma.  Los de la Consejería no sé para que están, tantos años y nadie arregla nada. Bueno, más que arreglar empeoran, porque el sistema informático que tenemos es tortura china. Todos los días a las doce se enlentece y los cuelgues y errores son continuos pese a llevar ya años instaurado...

Para colmo ahora se empeñan en cambiar el sistema de salud, recortarlo, privatizarlo y vilipendiarlo. Nos han bajado el sueldo y nos han quitado el presupuesto de suplentes, cuando alguien falta toca ver sus pacientes. ¿Por qué no se pasarán algún dia por la consulta a dar una vueltecita? ¿No ven que es imposible ver más pacientes en un dia? Llevo años sin poder ir a una sesión clínica ni ver a penas a mis compañeros de centro ¿cómo, si no salgo de la consulta para nada? En fin, creo que me vendrán bien esas vacaciones, en ocasiones noto mis nervios cansados, muy cansados.