sábado, 28 de septiembre de 2013

Nuestro cerebro es una red, una red social


Cada neurona interacciona con otras formando una red casi infinita de incontables conexiones. Cuando interacionas con otras personas en el mundo real o en el virtual haces los mismo, participar de un red infinitamente recurrente. Un infinito incrustado en otros infinitos. La viejos sabios de la India lo llamaron Maya, los griegos Cosmos, ahora lo llaman Twitter.








Vía Somos medicina