viernes, 13 de septiembre de 2013

Relatos de verano: Las administrativas


La unidad administrativa es el puente de mando del centro de salud.  Su misión es simple: impedir que el caos campe por sus respetos. No siempre se consigue, máxime cuando se aplica la terrible sentencia "unos por otros y la casa sin barrer" bastante frecuente en unidades grandes. En centros más pequeños suele funcionarse mejor, entre otras cosas porque los usuarios terminan conociendo las reglas del juego y dan menos que hacer. También por que los administrativos viven en la comunidad y todos les conocen. Eso hace que se impliquen más, siendo el resultado mucho mejor para todos.

Solemos encontrarnos de todo en esta botica. Hay muchos celadores trabajando de administrativos y cobrando como celadores, lo que les da licencia tácita para trabajar a otro ritmo. Hay administrativos trabajando de administrativos pero haciendo menos que los celadores, en esos casos la licencia no es tácita pero les da igual. Hay casos en los que un celador dirige un centro de salud entero. Como no cobran por ello lo hacen a su entera satisfacción y según su criterio personal... La lista de particularidades es larga. Por supuesto hay muchos casos de profesionales excelentes y aquí hago pública mi admiración y respeto. Su labor me parece esencial.

Puedo decir que he trabajado en centros donde la unidad administrativa funcionaba bien y en otros que no. La noche y el dia. Pero en este negociado tengo poco que aportar. Tan solo apuntar que cada vez cito a más pacientes y asumo más tareas administrativas. Algo me dice que entre esto y el call-center más de uno está cavando su tumba (laboral).

2 comentarios:

Salva dijo...

Efectivamente. Yo creo, como tu, que son el "puente de mando" del Centro de Salud. Por eso no se entiende el poco cuidado que se presta al desarrollo de las competencias de estos trabajadores. Como tu dices, la diversidad en la cualificación de estos trabajadores es la norma. La lástima es que no se entienda que la labor de tratar con personas y guiarlas(orientar su atención) en la institución sanitaria nunca podrá hacerla una máquina ni una teleoperadora que quizás(por aquello del recorte y la copia a las compañías de móviles)esté física y culturalmente lejana al ciudadano.
Un saludo

Cristina Quesada dijo...

Triste pero cierto tu post....