lunes, 21 de octubre de 2013

Meter la pata en redes sociales







Dura la verdad
Que a las claras muestra
Tus miserias.




La comunicación genera desencuentros. Lo hace cuando hablamos a la cara, también cuando escribimos. Las redes sociales no se salvan. Cada poco tiempo vemos como algún político o cantante famoso comete un desliz en twitter. Me temo que todos nos enfrentamos a los mismos riesgos, esta vez me ha pasado a mi y como suele pasar en estos casos sin haberme dado cuenta. Escribí dos twits que ironizaban sobre un proyecto de uno de los mas prestigiosos cirujanos españoles. Una persona a la que reconozco su valía aunque en ocasiones nuestros puntos de vista no sean coincidentes.

Meter la pata no es el principal problema en la vida, suele serlo el no darse cuenta. Por eso me parece importante reconocer públicamente el error cuando este se produce y tratar de afrontar con inteligencia lo que hasta hace muy poco se dirimía a golpe de florete. Pido disculpas de forma pública dado que es lo menos que considero debo hacer ante una situación como la descrita.

Los profesionales sanitarios no nos podemos olvidar que lo somos cuando interactuamos en redes sociales, espacio donde deberíamos ser referentes de elegancia y no de zafiedad, espero que este ejemplo de falta de prudencia ilustre lo sencillo que es causar un perjuicio a alguien, muchas veces sin buscarlo.







3 comentarios:

Rafa Pardo dijo...

Tu actitud te honra, Salvador. Tienes mi respeto.

Anónimo dijo...

Sin palabras

Salvador Casado dijo...

Reconocer los errores es una de las cosas más difíciles en este país; pedir disculpas quizá más.

No sé ustedes, yo cometo montones de errores a la semana.