lunes, 11 de noviembre de 2013

El móvil como asistente de salud personal




En pocos años nuestros teléfonos móviles medirán la glucosa, la presión arterial, la oxigenación arterial, harán electrocardiogramas, ecografías, estudios del sueño, monitorizarán nuestra actividad física y muchas más cosas. Será posible medir, comparar, cuantificar. La tecnología ya existe, falta escalarla para que llegue a la población a un precio accesible. Toda esta información ayudará a pacientes y profesionales sanitarios a controlar mejor las patologías. No podemos aventurar qué pasará con esa ingente cantidad de información. Tan solo avanzar que los pacientes cada vez se harán más expertos en sí mismos y no necesitaran a nadie para controlar su glucosa, el sintrom que toman para fluidificar su sangre o la calidad de su sueño. Si el rol de paciente está cambiando el de los profesionales también lo hará. Pocos son capaces de verlo pero la realidad está ahí, delante de nosotros.





vídeo vía +Rosa Perez