sábado, 23 de noviembre de 2013

La enfermedad como lenguaje, la enfermedad como camino






En nuestra moderna sociedad la enfermedad es un invitado indeseado que tratamos de sacar rápidamente de nuestras vidas. Intentamos aislarla, separararla, quitarla de en medio. Construimos enormes hospitales para meterla dentro y cuando no es posible contenerla la encerramos en casa para que nadie la vea. Cada vez tenemos menos tolerancia hacia ella y una ligera indisposición como un catarro, una diarrea o un dolor de espalda hacen añicos nuestra agenda y detienen la vertiginosa carrera con la que atravesamos la semana.

El enfoque oficial es claramente bélico. Médicos que combaten la enfermedad, cirujanos que luchan a vida o muerte, tratamientos inhibidores, bloqueantes o anti mil condiciones. Arsenales y armas diagnósticas y terapéuticas. Protocolos de erradicación o supresión. Biopsias con arpón, amputaciones, reconstrucciones, incisiones. Fármacos de toxicidad controlada y larguísimas listas de efectos secundarios. Hemos llegado a un punto en el que los tratamientos médicos son la tercera causa de muerte en Estados Unidos y hay más enfermos que sanos en las sociedades occidentales.

No siempre ha sido así. Otras culturas han sabido encontrar en la enfermedad un lenguaje, una forma de comunicación de nuestro cuerpo con nosotros mismos. Otras culturas han sabido hacer del tiempo de enfermar un tiempo de crecimiento, un itinerario de maduración. No voy a hacer apología de la enfermedad pero sí reflexionaré sobre la importancia que tiene para el que la padece dotarla de sentido. Para ello hace falta un profundo conocimiento personal, una sólida base de valores y el apoyo de la familia y la sociedad.

En algunos casos el lenguaje de la enfermedad es evidente. Si nos acostamos cargados de preocupaciones es fácil que nuestro sueño se resienta. Si comemos a gran velocidad y tragamos aire nos dolerá la tripa. Si tenemos un conflicto serio en el trabajo que no se nos va de la cabeza igual nos sentimos agotados. En otros casos el análisis es más complejo y no nos es posible encontrar una cadena casual. Puedo decir por experiencia que en la mayoría de los casos los problemas de salud son del primer tipo. Nos solemos romper por los mismos sitios, lo más frágil del ser humano suelen ser sus emociones, ideas y sentimientos. El cuerpo se suele resentir después.

Recuperar la escucha y el respeto por nuestros propios síntomas quizá sea una opción a considerar en una sociedad como la nuestra. Detenernos un momento a contemplar lo que nuestro cuerpo nos ofrece, lo que nos grita en forma de dolor o molestia. De alguna forma esos mensajes somos nosotros mismos, es nuestra propia voz que entona canciones que provienen de la frontera de los sueños, de un pasado remoto.

Nuestra sociedad está realizando en este tiempo un trabajo de parto que provoca oleadas de contracciones y cambios. Darnos cuenta de que las cosas no son siempre lo que parecen puede ser el primer paso para ir más allá y comprender que salud y enfermedad son las dos caras del ser humano que se asoma a su vez a la existencia con la luz clara de la vida y la oscuridad hermosa de la muerte.





方法として、言語、病気などの病気


現代社会では、病気はすぐに私たちの生活をしようとする不要なゲストです。我々は道のうち、 separararla 、分離しようとしました。我々はそれをに入れて巨大な病院を構築したときに表示するために誰のためにロックされた家を含めることが可能ではありません。たびに我々はそれにはあまり寛容と風邪、下痢または当社の議題を粉砕し、一週間を経て目のくらむようなキャリアを停止背中の痛みなどのちょっとした不快を持っている。


公式のアプローチは明らかに戦争である。病気と戦って医師、生きるか死ぬか、治療阻害、遮断または抗千の目標のために苦労して外科医。武器兵器と診断および治療。根絶または抑制プロトコル。制御された薬物毒性や副作用長いリスト。私たちは、医療は、米国における死因の第3位であり、西洋社会での健康よりも病気の存在するポイントに達しています。
それは常にそうではなかった。他の文化、言語病、自分自身と私たちの体のコミュニケーションの形を見つけるために管理している。方法病欠成長時、成熟の旅その他の文化は知っていた。私は病気のために言い訳をしたが、それは意味のあることに苦しんでいる人に重要性に反映されません。これは、深い個人的な知識、価値観の強固な基盤、家族や社会のサポートが必要です。
場合によっては、疾患の言語は明らかである。私たちは私たちの夢が悪くなることがありますので簡単に積ん懸念寝る場合。我々は偉大な速度と空気ツバメ腸で食べる場合は私たちを傷つける。我々は仕事で重大な対立を持っている場合我々は疲れ果てた感じ頭うまくいっていません。他のケースで分析はより複雑であり、我々は因果連鎖を見つけることができません。 Iは、ほとんどの場合、健康上の問題が第一のタイプであることが経験的に言うことができる。我々は通常、同じサイト、通常人間自分の感情、アイデアや感情の中で最も脆弱なために破る。ボディは通常、後で再送されます。
私たち自身の症状のためにリスニングと尊敬を回復するには、我々のような社会の中で検討するためのオプションがあります。私たちの体は、痛みや不快感として叫ぶのか、私たちに与えるもの熟考する時間を取る。何とかこれらのメッセージ自身が、過去の、夢の国境から来る歌を歌う私たち自身の声です。
私たちの社会は、この時間内にサージや変化を引き起こし、労働収縮を行っている。物事は彼らが思っている通りとは限らないということですが、さらに行くと、その健康と病気を理解するための最初のステップとなることを実現するには人生の明確な光が存在するように順番に見える人間の二つの側面である美しい闇と死。
(機械翻訳) 。





3 comentarios:

herrerillo dijo...

un buen relato ¿poético? sobre la "rentabilización" del acto de enfermar: encontrar el lado bueno del asunto. Pero no encaja del todo con algo que veo desde mi profesión: la aparición de canceres agresivos en su invasión y ¡¡ silentes !! en su sintomatología.Cuando veo al paciente nada practico puede hacerse, salvo recurrir a esa parafernalia de QT/RT pintada tan "belicosamente". Algunos enfermos (pocos) se salvan con esto.

Angela dijo...

Decididamente es poco rentable mantenerse en pie de guerra con respecto a la enfermedad o el síntoma, sea un dolor de tripa, ELA o cáncer de ovario. Quizá la enfermedad no cure, pero estar en paz con uno mismo (con nuestras emociones, relaciones y patologías) alivia el sufrimiento. Pero esto en la facultad no lo enseñan, y en la práctica a veces la única manera de sobrevivir al horror vacui del dolor ajeno es convirtiéndolo en el enemigo.

Gran post.

Salvador Casado dijo...

pocas cosas son tan humanas como la vivencia de salud y la de enfermedad. tiempos personales e individuales, ún¡cos...

tengo claro que la tecnología no nos salvará. la poesía probáblemente tambpoco, pero sin duda nos hace la vida menos amarga.

gracias por los comentarios.