sábado, 7 de diciembre de 2013

La solución del sistema sanitario: En tiempos de crisis + Atención Primaria




Laocoonte y sus hijos.


Los sistemas sanitarios públicos de los países europeos sufren una crisis de sostenibilidad. Dicen que no hay dinero para sostener un sistema tan caro.

¿Qué ha pasado?

La respuesta es compleja pero avanzaré unos datos sencillos.









Cada vez el sistema sanitario tiene una atención primaria (centros de salud) más debil y unos hospitales más fuertes. Los hospitales son mucho, muchísimo, más caros.

Pero ¿no sería más lógico al revés? ¿no es más barato y mejor para el paciente que le solucionen la mayoría de sus problemas de salud cerca de su casa en un centro de salud?

Los datos científicos así lo avalan pero hay muchos intereses en abrir más hospitales. El político gana votos e influencia táctica y económica (potentes lobies de industria farmacológica, tecnológica y de seguros), los alcaldes popularidad, los ciudadanos mayor cercanía al hospital. Desgraciádamente el mantenimiento de un hospital es carísimo.

Muchos nos podríamos preguntar ¿Por qué no se hace una auditoría para averiguar qué servicios hospitalarios son necesarios en una población y cuáles redundantes? pero este es el cascabel y ningún ratón se atreve a ponerselo al gato. Un gato por cierto que nos quieren hacer creer hay que vender al capital privado para salvarlo. Me temo que eso no arreglará las cosas, las hará todavía más caras para el herario público tal y como pasa en otros países con este modelo. Si dejamos entrar este caballo de Troya terminará ardiendo la sanidad, espero que esta vez escuchemos a Laocoonte.



En tiempos de crisis + Atención Primaria.










Durante el año 2013 miles de profesionales sanitarios y ciudadanos han dedicado millones de horas a defender la sanidad pública.

Pero seguimos sin un debate público, sin un diálogo. Seguimos sin propuestas, con negociaciones en la sombra, con opacidad.

Hay que priorizar desde el consenso. Reflexionar sobre el modelo organizativo, la cartera de servicios y el modelo de gestión. El sistema sanitario precisa una refundación. Desde los despachos no será posible, políticos, profesionales y ciudadanos tienen que sentarse y hablar con la puertas abiertas.