miércoles, 22 de enero de 2014

Ansiedad social, cuando los demás nos dan mal rollo





 Es uno de los tipos de ansiedad más frecuentes y para algunas personas puede ser muy limitante. Cuando causa mucha angustia o impide un funcionamiento social normal se denomina fobia social. A la mayoría de las personas hablar en público ante 400 personas o acudir a un examen oral o entrevista de trabajo les supondrá cierto grado de agobio. Las personas que padecen fobia social sienten una sensación mucho más desagradable ante situaciones menos comprometidas socialmente.

La buena noticia es que sólo en pocas personas la ansiedad social es limitante. En todos los casos, leves y graves se puede tratar y puede mejorar. La mala que en un tercio de las personas que padecen fobia social se asocia una adicción, este hecho suele complicar las cosas.

Para superar este problema el primer paso es tomar conciencia y hablarlo con alguien de referencia. También puede consultar con su médico de familia o enfermera comunitaria.


Si desea saber más lea este panfleto.