viernes, 10 de enero de 2014

Sobrediagnóstico, cuando la sanidad se hace patológica

 Nuestra sociedad no tolera el dolor, la enfermedad o la muerte.  Esto explica que estemos sometidos a la tiranía del sobrediagnóstico y el sobretratamiento. Iona Heath es una médica de familia inglesa retirada, con una visión privilegiada del mundo de la salud. Recomiendo reflexionar con ella con uno de sus últimos artículos del  que destaco este párrafo:


En un mundo en el que ha llegado a ser aceptable el tratamiento de los factores de riesgo, por muy débiles que sean, como si se tratara de auténticas enfermedades, tenemos que aprender a resistir el sobrediagnóstico. Quizás uno de los mejores lugares para comenzar es recordar las palabras que James McCormick escribió en The Lancet hace casi 20 años: “La promoción de la salud [...] está muy lejos de cumplir con los imperativos éticos que se exigen a los procedimientos de cribado y, más aún, mengua la salud y dilapida los recursos. Los médicos de cabecera harían mejor en animar a la gente a llevar una vida de hedonismo modificado, de tal manera que puedan disfrutar, en plenitud, la única vida que es posible que tengan.” Nadie lo escuchó entonces –asegurémonos de que lo escuchamos ahora.









2 comentarios:

Guillermo dijo...

Reflexión lucida que deberíamos leer todos los médicos. Cuidarse para vivir, no vivir para cuidarse.
Una vez mas, enhorabuena por el blog.
Yo de momento sigo con el de cigarrillos electrónicos, pero estoy preparando uno sobre psiquiatría y sentido común en esta linea.

Guia en estambul dijo...

en iyi medikal ürünlerburada.
usted puede comprar todo aca amtes utilizar medicamentos hay que cuidar bien y tener idea sobre la medicina que estamos utilizando