lunes, 17 de febrero de 2014

Sudar la camiseta


Foto: Wikipedia



A medida que pasan los años me voy dando más cuenta de la importancia de sudar la camiseta. Ya me entienden, hacer cualquier actividad física que implique esfuerzo y nos haga sudar. Aunque nos parezca cansado estamos diseñados precisamente para eso y creanme si les dijo que dedicar un pequeño tiempo semanal a esta actividad es un gran lujo con enormes ventajas. De hecho la mayoría de los ídolos sociales y personas admiradas dedican una considerable inversión de dinero y medios en entrenadores, gimnasios, material deportivo, complementos dietéticos... para mantenerse en forma. La buena noticia es que no es necesario gastarse un euro, basta con encontrar una actividad física que nos guste y tener motivación y constancia para practicarla todas las semanas. Caminar con paso enérgico o trotar son dos opciones que no requieren inversión (salvo el calzado deportivo) pero como pueden comprender vale todo: bicicleta, natación, deportes de equipo, de raqueta, artes marciales, aerobic, gimansio... ah!, y no se olviden de bailar.

Si consiguen perseverar más de dos semanas notarán que la sensación de paz y bienestar que las endorfinas les procuran tras la actividad es muchísimo más potente y placentera que las agujetas de los primeros días. El cuerpo se relaja y tonifica y, lo que es mejor, la mente también. Las cosas se ven con otra perspectiva tras sudar la camiseta y darse una buena ducha. Como médico mi interés es su salud, si consigue sudar la camiseta no dude de que va por el camino correcto para estar mejor.