domingo, 30 de marzo de 2014

Hacia una nueva forma de contar historias de salud


 Virgen con niño y ángeles. Jean Fouquet




Una de las grandes dificultades que encuentro en mi ejercicio profesional como médico es tratar de contar las cosas de otra forma. El cuadro que ilustra este texto es un soberbio ejemplo. Hemos visto miles de imágenes de la Virgen con el niño pero ninguna como esta. Si nos inclinamos sobre el pie de marco veremos que data del siglo XV lo que aumenta, más si cabe, nuestro asombro. Cualquier ciudadano sabe que es bueno para la salud hacer ejercicio y comer menos grasa pero ¿por qué no llevamos a la práctica estos comportamientos? Avanzo una de las posibles respuestas: tal vez sea porque no transmitimos debidamente el mensaje. La vida nos muestra a menudo que no bastan las palabras. Jean Fouquet se adelantó a su tiempo con esta obra. La paleta cromática, la extraña belleza de la Virgen, el enigmático coro de ángeles rojos y azules, el atrevimiento de mezclar sentimientos eróticos y religiosos convierten a esta obra en transgresora. Elegir a Agnès Sorel, amante del rey Carlos VII, como Virgen es también una declaración de intenciones. ¿Qué nos está enseñando el autor a los profesionales sanitarios? ¿Estamos transmitiendo mensajes de salud que toquen la fibra o más bien seguimos enclavados en el gris?

 Internet y la web social nos están haciendo regresar hacia sociedades de tradición oral. Los nuevos mensajes son mucho más livianos que los escritos. Vídeo, microtextos, multisoporte, movilidad... hacen que el discurso esté cambiando y las formas de contar historias también. Por eso me parece tan importante aprender de raperos como Lory Money, pintores renacentistas como Jean Fouquet, psiquiatras postmodernos como Paco Traver o médicos rupturistas como Alex Jadad. No están las cosas para quedarnos en los grises.




Si les apetece ver el lienzo original están de suerte, lo pueden encontrar de forma temporal en el Museo del Prado; ya tienen una buena escusa para darse una vuelta.