domingo, 23 de marzo de 2014

¿Sirven de algo los cigarrillos electrónicos?

Fuente:Wikipedia


Sirven para vapear o fumar vapor y aquello que se añada al agua que contienen. La diferencia principal es que en el cigarrillo tradicional se hace una inhalación de humo (combustión de hojas de tabaco y aditivos) y en el electrónico se inhala un aerosol (suspensión en un gas de partículas sólidas ó líquidas).


Los cigarrillos electrónicos son un producto nuevo de consumo, que se anuncia con un riesgo supuestamente menor para la salud que el tabaco tradicional. Estos dispositivos están compuestos por una batería, un atomizador y un cartucho reemplazable. Parece ser que la mayoría de cartuchos reemplazables contienen nicotina suspendida en propilenglicol o glicerina y agua, pero algunos también contienen componentes potencialmente peligrosos (formaldehído, acetaldehído, acroleína, nitrosaminas y metales pesados) con variaciones importantes entre los diferentes modelos. En realidad, ningún organismo alimentario ni sanitario puede garantizar el contenido real del líquido de los cartuchos reemplazables. 

Estos productos están diseñados de forma similar a los cigarrillos clásicos, liberan determinadas dosis de nicotina y otras substancias mediante un proceso de calentamiento que proporciona, en ocasiones, el mismo sabor que un cigarrillo clásico. La nicotina se inhala a través de las vías aéreas directamente, por lo que su potencial de incrementar la adicción es elevado. 

Su producción se inició en China en el año 2006 y se fue extendiendo su consumo rápidamente por todo el mundo. En nuestro país se  empezó a comercializar en tiendas especializadas, y su venta se ha disparado en los últimos dos años. Recientemente, el Comisionado para el Mercado de Tabaco permite su venta en los estancos como “productos para el fumador”, pero aún no se dispone en España de datos fiables sobre su consumo.  



  • No hay suficiente evidencia científica que indique que son efectivos para dejar de fumar cigarrillos tradicionales. 
  • No sabemos si el consumo de cigarrillos electrónicos puede conllevar la inducción de fumar cigarrillos tradicionales.
  • No tenemos datos suficientes sobre su seguridad.
  • Podrían dar una sensación de normalidad ante el hecho de fumar.
  • Parece razonable que no se publiciten, tal y como se hace con el tabaco. 


Mi opinión:

Si desea usar estos dispositivos sea prudente, sus efectos dependerán del tipo de sustancia que utilice y el tipo de uso que le dé. Conviene no utilizarlo en sitios públicos ni delante de niños ni embarazadas mientras no tengamos más datos de seguridad.

Si no se usan con nicotina (y dependiendo de lo que se añada) probablemente sean menos dañinos que el tabaco tradicional; habrá que esperar más datos que lo apoyen.

En consecuencia haga usted lo que quiera, yo sigo opinando que hay otras maneras mejores para disfrutar y relajarse



        
Fuente: Semfyc
    
   
       

   

33 comentarios:

Anónimo dijo...

Buenos días
Mi criterio, muchas gracias por la oportunidad de ponerlo aquí:
-Si lo que el paciente se plantea es dejar de fumar, tenemos opciones mejores para ello que el cigarrillo electrónico, que entre otras cosas, perpetúa el componente gestual de la adicción.
-En otros países en los que llevan más tiempo ya han visto que induce a empezar a fumar sobre todo a los más jóvenes. Están enormemente preocupados. Aprovechemos su experiencia.
-Sabemos que contienen sustancias que inhaladas son perjudiciales para la salud. Gastemos el dinero en estudiar algo que no sepamos, no esto.
-Efectivamente, parece que dan una condición de normalidad al hecho de fumar que se había perdido, creo que para el bien de todos (menos de las tabacaleras)
-Aunque su publicidad tenga las mismas restricciones que las del tabaco, las tabacaleras que están detrás de estos dispositivos tienen estrategias para sortearlas.
Ahora mismo se esfuerzan en hacer unos diseños especialmente atractivos para los más jóvenes.
Saludos
Blanca Usoz

Salvador Casado dijo...

En este tema carecemos de datos. ¿ es preferible el cigarro electrónico frente al convencional? ¿Qué daños produce?

Entiendo Blanca tu postura. Por mi parte trataré de asesorar individualmente a mis pacientes dejando que ellos decidan. Dada la falta de evidencia científica no es éticamente correcto ser muy vehemente.

Guillermo dijo...

Buenas. En primer lugar, gracias, Salvador, por sacar el tema. Resulta que me lo tengo bastante estudiado, y hay algunas cosas que ya podemos decir con vehemencia:
- Producen vapor de propilenglicol y glicerina como los que se usan en inhaladores o en la niebla de discotecas o teatros. Las trazas de otras sustancias tóxicas está a mucha distancia de ser peligroso. Por ejemplo, se han encontrado pequeñas cantidades de nitrosaminas en los líquidos de los cigarrillos electrónicos, pero en cantidad análoga a un parche de nicotina, 500 veces menos que un cigarro, y 250 veces por debajo del umbral de lo considerado seguro (http://www.e-volutas.com/2013/11/sobre-la-seguridad-del-humo-del-cigarro.html) Por otro lado, se ha hallado formaldehido, acetaldehído y acroleína en diferentes cigarrillos electrónicos. En el estudio más completo que se ha hecho al respecto, el Dr. Burstyn (http://publichealth.drexel.edu/~/media/Files/publichealth/ms08.pdf) hizo estudiar en los cigarrillos electrónicos sustancias químicas que han supuesto preocupación en los últimos años, entre las que se encuentran formaldehído, acroleína, nitrosaminas, metales y etilenglicol, y se encontraban en cantidades tan pequeñas, que no había ningún problema de salud aparente.

Guillermo dijo...

Más cosas: cuando se estudia de manera independiente la eficacia de los métodos prescritos por médicos para dejar de fumar, es baja. De hecho, en un análisis independiente muy completo (http://www.plosmedicine.org/article/info%3Adoi%2F10.1371%2Fjournal.pmed.1000216;jsessi onid=2825D18BC4A361E6EEFC36A107B76B8C) de 500 estudios sobre métodos de abandono del tabaquismo, la conclusión clara es que dejar de fumar se está medicalizando excesivamente, convirtiéndolo en algo a tratar con medicamentos, cuando la mayor parte de quienes dejan el tabaco lo hacen sin fármacos, aunque eso no es algo que se suela publicar, por el sesgo de que muchos laboratorios patrocinan estudios de sus fármacos, pero pocos estudios independientes abordan las estrategias "no farmacológicas" . Y en todo caso, las cifras de tabaquismo con los medios puestos hasta ahora apenas ha bajado (http://issuu.com/separ/docs/prev_tab_15-4/26)

Guillermo dijo...

Respecto a su potencial atractivo para adolescentes: En un estudio reciente con 1300 adolescentes en Estados Unidos, de 43 participantes que habían comenzado a usar cigarrillo electrónico, sólo uno pasó a tabaco normal. Una incidencia bastante menor que la de inicio espontáneo en el tabaquismo http://www.webmd.com/smoking-cessation/news/20131029/e-cigarettes-may-not-be-gateway-to-smoking-study

Guillermo dijo...

Hacer más atractivo el vapeo no supone "iniciación" de no fumadores (el 99,5% de quienes vapean fumaban tabaco previamente, según el estudio de 19000 usuarios de cigarrillos electrónicos publicado por el Dr Farsalinos), y sí podría motivar a muchos fumadores a cambiar el modo de inhalar nicotina. Que la mitad de los actuales fumadores cambiasen tabaco por vapeo podría suponer una reducción de carga de enfermedad (en años de vida potenciales perdidos por muerte o discapacidad prematura) equivalente a erradicar los problemas del alcohol, drogas, contaminación y accidentes laborales JUNTOS (no lo digo yo: lo dice la Universidad de Washington en su estudio de 2010 sobre GBD Global Disease Burden al referirse a los datos de España)

Guillermo dijo...

Nadie dice que debamos tomar sustancias desconocidas sin un mínimo de garantía. Pero la glicerina, el propilenglicol y la nicotina tienen suficiente experiencia de uso como para saber que, en el peor de los casos, ofrecen un riesgo remotísimamente inferior al tabaco. Seguir fumando hasta que haya más "estudios controlados" más allá de los ya existentes sería tan absurdo como quedarse en una casa en llamas porque no hemos comprobado bien si el escalón de la entrada está arreglado, no nos vayamos a torcer el tobillo.

Guillermo dijo...

Y quien quiera consultar la abundante literatura científica ya existente sobre este tema, puede consultar http://www.ecigarette-research.com/web/index.php
Entre otras cosas, encontrará la carta del Dr Farsalinos recomendando repasar química de bachillerato a los médicos que recientemente atribuyeron una neumonía lipoidea a la glicerina (un glúcido) de los cigarros electrónicos.
Si se consulta otras fuentes (SEPAR, SEDET, American Lung Asociation) cabe recordar que uno de sus patrocinadores principales es Pfizer (en el caso de la SEDET, patrocinador único), y si se consulta al Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo, que en principio no recibe patrocinio, conviene saber que su presidente es el representante de la SEDET. Merece la pena contrastar, pues, las fuentes en este tema (incluídas las mías), pues el conflicto de intereses es elevado. Casi tanto como lo que se juega la población dependiendo del apoyo que demos o no los médicos a esta alternativa no farmacológica al tabaquismo.

Anónimo dijo...

Para mí tienen el mismo valor que los "datos" los criterios de neumólogos como los Dres. Ruiz de Gordejuela y Soriano, a los que escuché personalmente hablar sobre la cuestión, como reflejo aquí http://doctorablancausoz.com/del-cigarrillo-electronico-y-la-enfermedad-pulmonar-obstructiva-cronica/

Al anterior comentarista, Guillermo: en tu perfil dices que eres médico pero no dices tu nombre completo ni tu número de colegiado. ¿Cómo podemos comprobarlo? Si fueras un neumólogo con el prestigio de los que he mencionado, tendría en cuenta tus palabras.

¿Cómo vamos a lograr la evidencia científica? ¿esperando a ver qué pasa? ¿estudiando cohortes de expuestos a sustancias que son tóxicos conocidos? ¿Sería ético un estudio así?
La cantidad de niños iniciándose en el consumo de cigarrillos electrónicos y el nuevo uso que he leído se está dando a los dispositivos, unidos a mi origen navarro, me temo que van a hacerme ser vehemente. Como no soy una experta en ética, creo que me lo puedo permitir ;)
Saludos
@BlancaUsoz

Guillermo dijo...

El Dr Ruiz de Gordejuela fue uno de los que confundía la glicerina con un lípido: cito textualmente "En el caso gallego parece que el problema viene suscitado por un compuesto del 'e-cigarro' que es la glicerina. Estamos hablando de una grasa que cuando se inhala va a los pulmones y es donde causa el daño." dejo enlace para contrastar: http://www.noticiasdegipuzkoa.com/2014/03/17/sociedad/no-se-puede-caer-en-el-mismo-error-del-tabaco-y-tolerar-el-39e-cigarro39-porque-esta-bajo-sospecha

Y tienes razón. No pido que se me crea por ser médico. Lo relevante no es quién lo dice, sino en base a qué fundamento. Por eso invito a contrastar las fuentes.
José Luis Coll contaba como anécdota que un médico amigo le puso de broma en un informe que medía 1,90, y cuando alguien le llamaba bajito, sacaba el informe y, con su voz socarrona, decía "mira, aquí pone que mido 1,90, a ver si vas a saber tú más que los médicos".

Blanca, sin acritud, te invito a investigar este tema. Si lo que planteo es cierto, sería una oportunidad perdida por los profesionales sanitarios no apoyar con decisión un método tan potente de reducción de daño.

Guillermo dijo...

Por cierto: yo también soy navarro ( si estudiaste en la UN, entonces quizá tuviste el mismo profesor que yo de bioquímica: D. Esteban Santiago), y evitaría que menores de edad se expusiesen a este y a otros productos de consumo que pueden ser tóxicos en dosis elevadas. La toxicidad de la nicotina está al mismo nivel que la cafeína...

Francisco dijo...

Hola, para comprobar que Guillermo es médico solo hay que ir a alguno de los enlaces que pone en sus comentarios, que dirigen a su blog.

Pero en todo caso eso no es ni significativo, si se utiliza una descalificación basada en el argumentum ad verecundiam.

Esta falacia de autoridad se encuentra con este asunto de los cigarrillos electrónicos de plena actualidad.

Me explicaré: alguien que efectivamente es neumólogo hace una afirmación errónea, por simple desconocimiento del asunto y opinar sin estudiar lo suficiente el asunto del que se trata (no presupongo mala voluntad, dado que ser neumólogo no significa ser el sursum corda)., ¿es esto asumible simplemente porque es neumólogo?, y sin duda un neumólogo eminente. O más bien podríamos dudar si se nos ponen argumentos encima de la mesa, que quizás esa eminencia no se extiende a todos los campos del saber.

Bien, en los comentarios anteriores de Guillermo hay una multitud de enlaces que justifican documentalmente las afirmaciones que se vierten, no utilicemos pues falacias para descalificar afirmaciones, respondámos con racionalidad, justifiquemos el desacuerdo, que es deseable, respetable y enriquecedor y de ello aprenderemos todos.

Pero no con descalificaciones globales y con torpes errores argumentales.

Para no caer en el mismo error, yo si recurriré a argumentos de autoridad, no míos, si no de los encargados a nivel internacional de la investigación acerca del cigarrillo electrónico.
El enlace a sus trabajos es éste:
http://www.ecigarette-research.com/web/index.php
Está a disposición de quien se quiera informar.

A partir de ahí, y con argumentos similares, discutimos.

Con descalificaciones como la que acabo de leer, expresiones como "creo que", "me parece", "es que me dijeron", no vamos a ningún lado.

Yo médico no soy, soy biólogo, pero como tampoco soy especialmente modesto, alguna experiencia tengo en el tema y entiendo algo de esto que se trata a nivel bioquímico, así que ¿abrimos los libros de texto, nos leemos las investigaciones y discutimos con fundamento o seguimos oyendo y leyendo "opiniones" y nos conformamos con improvisaciones sobre la marcha sobre un tema de salud tan importante como este?

Saludos

Carmen Escrig dijo...

En mi caso, he de decir que soy Doctora en biología, en un campo muy próximo al estudio del tubo respiratorio. Por mi experiencia personal (fumadora de casi dos paquetes diarios), antes de empezar a usar estos dispositivos me dirigí a PubMed en vez de creer en todo lo que se decía en los medios de comunicación. Cuál fue mi sorpresa al darme cuenta, con sentido crítico, de que existen estudios de los componentes de los e-líquidos desde 1942. Y no encontré ni uno sólo concluyente que certificara el supuesto daño por estos dispositivos. A partir de ahí comencé a investigar y descubrí que existen usuarios de este método desde hace más de 10 años, repito sin ningún caso real de daño o muerte, en contraposición al tabaco que causa 6 millones de muertos anuales (OMS). A continuación probé en mi propio cuerpo los efectos de este dispositivo y a nivel empírico puedo decir que estamos ante lo que, bien enfocado, podría ser la solución definitiva al tabaquismo. Por ello invito a los profesionales sanitarios a que, como mínimo, investiguen la repercusión real de lo que tenemos entre manos. Es un tema muy serio.

Jose Manuel Martinez Vazquez dijo...

Soy sanitario, fumador de dos paquetes diarios hasta hace diez meses. Había probado todos los métodos "científicamente probados" por nuestros SNS y recomendados por los expertos en tabaquismo con éxito "Cero", tampoco resultaron eficaces métodos alternativos como la auriculopuntura, técnicas grupales,etc... Hace hoy 10 meses cayó casualmente en mis manos un "vaporizador" y, con gran escepticismo en el método tras los fracasos anteriores, decidí probar sin tan siquiera plantearme dejar de fumar. Mi sorpresa fue que desde el primer día no necesité encender ningún cigarro... Lo que más curioso me resulto fue que al mes y medio opte por liarme un cigarrillo, con los demás métodos esa primera calada después de un tiempo sin fumar la recuerdo como "un manjar de dioses, en esta ocasión, no hubo una segunda calada..., me resultó repugnante su sabor..., en ningún momento he sentido ansiedad o cualquier otra sintomatología por deshabituación. Comencé con líquidos a 18 mg/ml de Nicotina, después 12..., 8... y actualmente estoy alternando entre 6 mg/ml y 0 mg/ml. Subjetiva y objetivamente mi salud ha mejorado 100%, desaparecieron por completo las toses matutinas, la asfixia al subir escaleras o cuestas, me canso menos, mi TA se ha normalizado, huelo todo lo que me rodea, como con más sabor, etc, etc... Personalmente como persona y como sanitario "BENDIGO" al chinito que invento el e-cig y maldigo a todos a los que con la escusa de "salvaguardar mi salud" encubren salvaguardar sus propios intereses lucrativos.

Anónimo dijo...

La web del Dr. Farsalinos es pura y dura publicidad .
He buscado en el blog de Guillermo y no he visto su especialidad, ni su número de colegiado, ni siquiera su nombre y dos apellidos por ninguna parte.
Tengo un punto de vista de médico sobre este tema. Existen otros, quienes nos lean podrán elegir cual seguir.
Blanca Usoz

Anónimo dijo...

http://www.nbclosangeles.com/news/local/E-Cigarettes-Electronic-Tobacco-Smoking-Vaping-Teens-Health-School-Students-248928061.html
Blanca Usoz

Jose Manuel Martinez Vazquez dijo...

Sra. Blanca está Ud, aprovechando que este blog no tiene implementada la "moderación" como hace Uds. en su propio blog, para dejar pasar solo lo que a ud. le interesa oír... ya ha intervenido demasiado y posiblemente a algunos sus palabras nos ofrecen menos credibilidad que las que está tratando de juzgar... "Aprenda a escuchar a los demás y tal vez así aprenda a respetar otros argumentos que los suyos propios"

Guillermo dijo...

http://www.nationalreview.com/article/373157/anti-e-cigarette-conspiracy-gilbert-ross

Guillermo dijo...

Blanca, cito del artículo cuya referencia amablemente has dejado "NBC4 medical expert Dr. Bruce Hensel suggests that e-cigarettes may be useful for smokers who want to quit, “but only for a short time and kids should not use them at all.” Coincido en lo indeseable del uso de sustancias en menores, aunque para ponderar realmente el impacto del vapeo en adolescentes habría que ver qué ha ocurrido con la prevalencia del tabaquismo. ¿Has encontrado algún artículo que diga que aumenta? El que yo citaba señalaba que disminuía...
Por otro lado, no veo el interés en volver a insistir en mis credenciales. Me limito a exponer argumentos o a citar otros artículos. Que sean los contenidos los protagonistas del debate, no las personas que los expongan. Mi exposición en Internet es una decisión personal, que no debería importar salvo a los que crean que sólo los médicos que muestren su número de colegiado (algo imprudente, por cierto) pueden opinar sobre salud, y que además se les debe creer sin contrastar su información.

Alberto B. Lz. dijo...

Bueno, como estoy de guardia cuartelera y demasiado cansado para dormir y además me gusta de vez en cuando hacer visitas nocturnas a este excelente blog, me he quedado sorprendido del uso por parte de la dra. Usoz de argumentos ad hominen con escasa habilidad además, (alguien decía también en otro de los comentarios, muy certeramente que se usaba la falacia de la autoridad, y la verdad es que no puedo estar mas de acuerdo).

Me explicaré:
- Todas la afirmaciones de la dra. Usoz son lugares comunes acerca del cigarrillo electrónico tomadas de la prensa, y no precisamente de la prensa médica (me pasé también hace un rato por su propio blog, y eso ha colaborado en gran medida a pergeñar esta respuesta a salto de mata) , no he encontrado todavía ni una aportación que parezca pertinente al debate que el dr. Casado abre al poner encima de la mesa estos dispositivos tan de actualidad.
- También me he pasado por el blog de Guillermo, y he de reconocer que he quedado apabullado por la cantidad de información que allí se vierte, lo tengo guardado como oro en paño en mis favoritos para porque vislumbro que aquí hay información de calidad para abordar una aproximación algo más fundamentada al problema puesto hoy encima de la mesa por Salvador.
- Solamente en los comentarios vertidos en éste debate, he encontrado por parte de uno de los intervinientes (Guillermo) alrededor de vientitantos enlaces a estudios de calidad (no de la agencia EFE) sobre el cigarrillo electrónico. No he podido evidentemente leerlos en profundidad, pero algunos de ellos también los guardo en mis favoritos pendientes, por la misma razón expuesta más arriba: aquí hay algo más que se está simplificando en exceso con una sospechosa campaña mediática contra el cigarrillo electrónico.
- La dra. Usoz pone un solo enlace a un periódico generalista y a un artículo escrito por una periodista a la que no le pide el número de colegiado para creer a pies juntillas lo que afirma en el mismo, (además de que perdonen si no es precisamente el tipo de fuente de información que un profesional de la salud debe utilizar para informarse) y a su propio blog. Sobre esto último prefiero no decir nada y dejar que el lector informado y crítico se forme su propia opinión.

(continúa...)

Alberto B. Lz. dijo...

Me han disgustado especialmente algunas afirmaciones ligeras vertidas por la citada dra. y son éstas:
“La web del Dr. Farsalinos es pura y dura publicidad “, entiendo que se refiere a esta: http://www.ecigarette-research.com/web/index.php y no encuentro sin embargo la argumentación necesaria para esta afirmación vertida con tanta seguridad.
La web no me parece publicitaria, es un intento de aglutinar de una manera ordenada publicaciones acerca del tema que no aquí se trata.
Por cierto que lo que si que encuentro por el contrario, es que la bibliografía y el currículo del dr. Farsalinos es de auténtica primera fila (el día en que a mi me publiquen algo en Nature probablemente haga un ACV que me lleve al otro mundo de puro éxtasis), si entienden ustedes algo de esto les recomiendo que le echen un vistazo.
Por cierto también: creí recordar físicamente cuando estaba leyendo esto al dr. Farsalinos y luego leo que es especialista en imagen cardiaca, es probable que coincidiéramos en algún meeting , repasaré mis papeles.

La otra afirmación, desagradable es “He buscado en el blog de Guillermo y no he visto su especialidad, ni su número de colegiado, ni siquiera su nombre y dos apellidos por ninguna parte.”
Bien, como imagino que tal vez se le ocurra la misma idea acerca de mi, le diré que imagino que tampoco va a encontrar esos datos que tan vehemente demanda a Guillermo , por dos razones bien sencillas:
1- que no me interesa llamar la atención con asuntos como éstos dado que no voy a permitir que ello interfiera en modo alguno con el desarrollo de mi labor profesional, y
2- porque ocultarse entiendo que puede tener a su vez dos intenciones: la primera sería aprovechar el anonimato para zaherir, insultar y/o descalificar protegido por él, y la otra no menos importante a mi juicio, opinar con la libertad que permite hablar (escribir) sin verse condicionado por la posible implicación de estos comentarios en el desempeño de la labor de nuestra profesión.

Les puedo asegurar, pero evidentemente no tienen por que creerme, que la mía es la segunda, e intuyo también que la del dr. Guillermo (al que por cierto, mediante un uso mínimamente fundamentado de google no es difícil identificar, se lo comento aquí a él, porque a mi no me ha costado demasiado).

Mis propias conclusiones acerca de este “debate” en el que solo he escuchado argumentos científicos y médicos por una de las partes y “suposiciones” por parte de la otra:
- Aquí hay una labor mucho más compleja de lo que presuponía antes de empezar a informarme sobre el asunto
- Entiendo que se han hecho las últimas semanas afirmaciones bastante “ligeras” sobre un tema evidentemente más complejo, tanto desde el punto de vista médico como desde el punto de vista económico y fiscal, y por cierto que en estos aspectos intuyo gran parte de la posible explicación a la insistencia de los medios de comunicación en demonizar tan a al ligera y torpemente al cigarrilo electrónico.

Como el debate esta en la calle y en la red, y con un carácter mucho más complejo de que en principio intuía, (una vez más gracias Salvador por abrirlo en tu blog) si me permites desde la humildad sugerirte algo: no lo dejes caer en saco roto, me está pareciendo apasionante.

Por cierto y para terminar, lo que si que entiendo es que lo que no debemos hacer es el ridículo que vislumbro en algunas intervenciones e incluso publicaciones precipitadas. Así que, para terminar quiero hacerlo con una nota de humor y en este sentido me ha gustado la “mala leche” de este bloguero al analizar, bastante fundamentadamente, (intuyo que éste tampoco quiere dar su nº de colegiado), un comunicado bastante torpe de algunos miembros o colaboradores de la semFYC, el link es este: http://yovapeador.blogspot.com.es/2014/02/analisis-de-un-articulo-medico-primera.html

Saludos y enhorabuena una vez más por abrir este debate.

Blanca Usoz dijo...

Jose Manuel Martinez Vazquez, le ruego disculpe mi tardanza en admitir su comentario. No lo había visto.

Blanca Usoz dijo...

Alberto,
Las referencias de mi blog no son de prensa y periodistas sino The Lancet (Respiratory Medicine), Acta Sanitaria, la estrategia en EPOC del Sistema Nacional de Salud, The Lancet de nuevo y JAMA Neurology.
La única vez que enlazo a un periódico (El País), es porque recoge las palabras de la Ministra que comento. Todo el mundo puede comprobar que lo que digo es cierto aquí http://doctorablancausoz.com/del-cigarrillo-electronico-y-la-enfermedad-pulmonar-obstructiva-cronica/

Blanca Usoz dijo...

Así que mis lectores, de los cuales estoy muy orgullosa, están bien informados en mi blog. No está dirigido a profesionales, pero eso no quita para que lo que en él aparece sea información médica acreditada, como muestran los organismos que me han concedido sus sellos.

Blanca Usoz dijo...

Mis disculpas por la web del Dr. Farsalinos. La confundí con la de otra persona que la presenta.
Sobre el anonimato, eso sí que todo lector crítico e informado sabe lo que supone.
En mi Colegio de Médicos hay un apartado para que cualquier persona pueda comprobar si alguien está colegiado. En mi opinión eso sí es prudente.
A continuación un par de enlaces más, de Chest http://journal.publications.chestnet.org/article.aspx?articleid=1187047&resultClick=1 y de Lancet http://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(13)61842-5/fulltext
Me sumo a la enhorabuena al Dr. Casado por su blog y por su actividad en general
Saludos

Blanca Usoz dijo...

Guillermo, tal vez te interese sobre lo que decías de los más jóvenes http://www.cdc.gov/mmwr/preview/mmwrhtml/mm6235a6.htm?s_cid=mm6235a6_w

Salvador Casado dijo...

He estado ausente del debate por viaje (en los que suelo desconectar), pido disculpas.

Agradezco las aportaciones y el dialogo generado. Cuando nos enfrentamos a nuevos caminos es necesaria la prudencia y la osadía siendo la sabiduría la que determina la proporción idonea. No sabemos que abrá al otro lado de las aguas.

En nuestra cultura nos cuesta debatir, pero cada vez es más necesario salir de nuestra zona de comfort para tratar de buscar luz.

El cigarrillo electrónico nos lanza preguntas. Me temo que solo seremos capaces de resolverlas entre todos.

Guillermo dijo...

Gracias a ti, Salvador. Como has visto, hay debate, pero también sitios donde informarse. Te invito a preparar en un futuro una segunda entrada más exhaustiva. El tema lo merece, pues si como parece resulta eficaz (e inocuo)para que un buen porcentaje de fumadores que no lo lograban de otro modo dejen el tabaco, el ahorro en carga de enfermedad en la población general va a ser muy notable. Si queremos ser neutrales ante esta oportunidad, que sea con un buen repaso a los fundamentos de la misma. Aunque ya adelanto que, tras estudiarlo, pocos seremos neutrales.

Blanca Usoz dijo...

Buenas noches.
Según el tono, para mí es un placer debatir.
Se ha comparado el caso a los inicios de la metadona, cuando también se le atribuía ser un mero cambio de una adicción por otra, sin ningún efecto beneficioso en realidad. Como ya sabemos no ha sido así.
El caso del cigarrillo electrónico hoy por hoy parece ser otro. Publicaciones prestigiosas como JAMA recogen las últimas investigaciones, declarando además sus autores (especialmente importante en esta cuestión) no tener conflicto de intereses.http://archpedi.jamanetwork.com/article.aspx?articleid=1840772
http://archinte.jamanetwork.com/article.aspx?articleid=1846627
https://archinte.jamanetwork.com/article.aspx?articleid=1846624
http://journal.publications.chestnet.org/article.aspx?articleid=1187047&resultClick=1

Guillermo dijo...

Blanca, he echado un vistazo a los tres primeros artículos que invitabas a leer.
Los comento por orden (es fácil, ya que son conocidos y los tenía revisados en mi blog, así que copio y pego):
El de Chest: A corto plazo, se ha mostrado que después de 5 minutos de utilización de estos productos, aumenta la resistencia de la vía aérea y disminuye la fracción exhalada de óxido nítrico. Este patrón de cambios en los mecanismos de las vías aéreas y del óxido nítrico exhalado es similar al efecto producido por la inhalación de cualquier vapor (http://zeenews.india.com/news/health/diseases/humid-air-increases-airway-resistance-in-asthmaticpatients_%2017319.html). Y similar al efecto de respirar por la boca en lugar de por la nariz (http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/677559). El aumento transitorio de resistencia de vía aérea no tiene trascendencia (lo dice el propio artículo).

Guillermo dijo...

El segundo: http://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(13)61842-5/fulltext
un estudio que muestra que usar cigarrillo electrónico durante tres meses es algo más eficaz que los parches de nicotina durante el mismo tiempo, midiendo la eficacia como abstinencia a los seis meses. Aun así, la eficacia de ambos con esa estrategia es baja.
Lo que ocurre es que los vapeadores no suelen hacer eso (usarlos tres meses, y luego dejarlo). Algunos lo dejan, y otros no. Lo interesante es que quienes no los dejen, estarán consumiendo nicotina de un modo a todas luces más inocuo que el tabaco que antes fumaban.

Guillermo dijo...

Y el tercero, el de los adolescentes: http://www.cdc.gov/mmwr/preview/mmwrhtml/mm6235a6.htm?s_cid=mm6235a6_w
Señala que el uso habitual del cigarrillo electrónico en adolescentes de USA ha pasado del 1,1% al 2,1%. Olvida recordar que el uso habitual de tabaco en adolescentes ronda el 20% 1. Global Youth Tobacco Surveillance 2000-2007. CDC. Surveillance Summaries 2008 ; 57
y omite, de un modo que no sé si implica malicia o estulticia, recoger datos sobre si el ligero aumento de uso del cigarrillo electrónico ha tenido efecto en la prevalencia del tabaquismo. El Dr Gilbert Ross abunda en este alarmismo sin fundamento en su artículo http://www.nationalreview.com/article/373157/anti-e-cigarette-conspiracy-gilbert-ross
Recuerdo por último que en el estudio que yo mencionaba más arriba, la incidencia de tabaquismo disminuía. http://www.webmd.com/smoking-cessation/news/20131029/e-cigarettes-may-not-be-gateway-to-smoking-study

Guillermo dijo...

• El tabaco es la principal causa individual de años potenciales de vida perdidos en occidente, y los cigarrillos electrónicos una enorme oportunidad de reducción de daño. Pero la respuesta pública por parte de algunos médicos ha alarmado injustificadamente a la población frente al vapeo. Por eso, invito a algún profesional sanitario que lea esto y se dé por aludido, a no lavarse las manos en un asunto del que depende la salud de TANTAS PERSONAS, y decidir:
• a) Ampliar información (en ANESVAP, o en ecigarette research, o en antithrlies, o en el blog de Clive Bates, o en la sección crítica de Nicotine Science and Policy, o en el de Le Houzec, etc...) con argumentos coherentes y proporcionados
• b) Hacer oír tu voz CLARAMENTE a favor de algo como el vapeo que, con lo que sabemos hoy de él, es miles de veces preferible al tabaco, y no tiene más riesgo que respirar aire urbano o tomarse una taza de café. Y para ello, puedes apoyar la plataforma MOVE ( Medical Organizations supporting Vaping and Electronic cigarettes)