martes, 22 de abril de 2014

Ahorre haciendo ejercicio y permítase un vino de reserva





Cuando salgo a correr me gusta dejar la mente en blanco, al contrario de otros corredores como Chema Cepeda que reservan ese tiempo sin ruido de fondo para la reflexión. Me gusta surcar los campos sin música de fondo ni parloteo interior, de esa forma me suelo encontrar con ideas, soluciones, intuiciones o preguntas. Hoy me dí cuenta que al salir a correr me estaba ahorrando los 2-3 euros de una hora de gimnasio, dado que salgo varias veces al mes al final sale un dinero. Me podría permitir beber de vez en cuando un buen vino de reserva a razon de una copa de vez en cuando y me seguiría quedando dinero en el bolsillo.

Esta ocurrencia obviamente no sirve para todo el mundo, pero ¿seremos capaces de promocionar la salud de la persona que tenemos delante individualizando al máximo el consejo o seguiremos contanto siempre la misma historia?

El papel del enfermero o médica de atención primaria ha de cambiar hacia la máxima personalización de los consejos. Entiendo que en el ámbito hospitalario igual, la gran diferencia es que en el centro de salud solemos tener mucha más información de los pacientes, esa información es muy valiosa. Si no nos convertimos en verdaderos consultores y nuestras respuestas aportan más valor añadido habremos perdido un tren que tal vez no vuelva a pasar.