sábado, 5 de abril de 2014

La enfermedad como oportunidad y no como condena



De izda a dcha Gurutze Díaz y Paula Bornachea



El tiempo de enfermar se puede vivir de muchas maneras, tantas como seres humanos hay. Pero si contemplamos el fenómeno con la suficiente distancia podremos inferir que hay principalmente dos escenarios de vivencia. El más común es el que experiencia este tiempo como condena, castigo o eventualidad desagradable. La otra forma, más minoritaria, suele experimentar lo anterior pero no se queda ahí, consigue encontrar un sentido.

Hoy traigo a este blog dos ejemplos de mujeres valientes que descubrieron la oportunidad de adaptación que la enfermedad les proponía. Ninguna de ellas hace un panegírico de la enfermedad, tan solo comparten su búsqueda de sentido con nosotros.

Tuve la oportunidad de conocerlas en las Jornadas de la Escuela de Enfermería de Vitoria donde presentaron sus blogs. Gurutze Díaz padeció un cáncer de mama y decidió escribir el blog Gotas de Agua Dulce. Paula Bornachea una esclerosis múltiple que plasma en Una de cada Mil.

Me gustó aprender de ellas. Los tres compartimos el gusto de escribir, la intuición de que plasmar por escrito nuestras vivencias nos ayuda a sanar nuestras heridas, sombras y miedos. Me gustó su valentía para mostrar su enfermedad, sus dificultades, sus retos. No es fácil en esta sociedad mostrar nuestras debilidades.

Rubén García, uno de mis pediatras vascos de referencia, presidió la mesa aportando inquietudes y proponiendo reflexiones. Creo que las más de 300 asistentes tomaron buena nota de la lección que Paula y Gurutze impartieron sin habérselo propuesto. Los profesionales sanitarios necesitamos seguir aprendiendo de los pacientes. En las jornadas y congresos me parecen siempre de gran valor, en un tiempo en el que uno acaba un poco harto de tanto "experto".


1 comentario:

Guru tze dijo...

Dr casado el placer fue mio! Gracias a ti por ir siempre más allá y tratar la medicina desde dentro a fuera y no al revés!