jueves, 24 de abril de 2014

La peor reforma sanitaria de la historia





Hoy se cumplen dos años desde la reforma sanitaria que excluyó del sistema sanitario a 800.000 personas en situación administrativa irregular. Una reforma que no ahorra dinero (se les atiende en urgencias) y que no beneficia a nadie. Los excluidos no tienen acceso a unos servicios sanitarios de calidad por lo que enferman más, en ocasiones de enfermedades infecciosas que dañan a la comunidad. A los demás miembros de la comunidad también les afecta por el previsible aumento de patología infecciosa  (tuberculosis por ejemplo) y porque la carga de enfermedad de una población termina influyendo en todos.


Médicos del mundo ha realizado un gran esfuerzo para visibilizar este problema y hoy hace entrega en el Ministerio de Sanidad de 43.000 firmas en contra del Real Decreto Ley 16/2012 que hizo posible esta reforma. Ochocientas mil personas excluidas es mucha gente.

Desde mi consulta, desde mi blog, desde mi conocimiento y mis valores les apoyo.










2 comentarios:

Álvaro Molina dijo...

Quisiera hacer un comentario-reflexión al hilo de este artículo. Antes de nada, decir que sigo con atención e interés tu blog, lo leo siempre que puedo, y me parece muy interesante. Soy también médico, trabajo en una unidad de diálisis en una provincia limítrofe a Madrid y te puedo hablar sobre mi experiencia de la reforma de 2012. En nuestro caso, se siguen atendiendo a todos los pacientes renales, independientemente de su situación legal, tanto en diálisis, consulta, planta hospitalización, diálisis peritoneal....es decir, a todos los efectos, la misma atención a todos. Lo que si hemos notado y sufrido es que, gracias a los gestores del PP, ahora han blindado la posibilidad de trasladar a cualquier paciente a otra comunidad para realizar una prueba o tratamiento llegando a situaciones esperpenticas, como por ejemplo, el hecho de que si una perdona de Segovia, o Ávila debe someterse a litotricia o una operación de Neurocirugia debe ir a León, a 3 horas de viaje, cuando Madrid se encuentra a 1 hora. Además en nuestro caso, la realización de fístulas para diálisis, que antes iban a Madrid y funcionaban fenomenal, ahora no puede derivarse, ¿ resultado? Los pacientes llevan catéter, con lo que se ha empeorado su calidad de vida y la calidad de la actividad asistencial. En algún caso que han enfermedado en otra comunidad y han pedido traslado a nuestro hospital, se les ha denegado la ambulancia a no ser que se las paguen ellos (1500 euros) ¿ de vergüenza, verdad? . En mi opinión, ése es el verdadero problema que ha ocasionado esa reforma, y de lo que nadie habla (partidista políticos, sindicatos, colectivos médicos ). Muchas gracias, enhorabuena por el blog, y, perdón por la longitud de mi comentario

Salvador Casado dijo...

Gracias Álvaro por tu comentario. Desgraciadamente la asistencia sanitaria autonómica supone un quebradero de cabeza para profesionales sanitarios y pacientes. Salimos todos perdiendo. Creo que es pertinente que este tema se hable y se debata. Por eso agradezco tu largo comentario y te animo a que visibilices más tu opinión. Si los médicos no salimos de nuestras consultas y servicios a contar las cosas no esperemos que estas cambien.

Un saludo.