miércoles, 23 de abril de 2014

Pobres con móvil


Persona sin techo con su blackberry, tomado de blog.publicmobile.ca




Una de las frases más duras del nuevo testamento es "a los pobres siempre los tendréis con vosotros", que viene a decir que, hagamos lo que hagamos, la injusticia no se alejará mucho de nosotros.  El otro día paseando por Madrid me fije que una de las personas sin techo a la puerta de una iglesia. Un varón con barba y unos 60 años, ropas oscuras y unas bolsas con sus enseres al lado de unos cartones donde presumiblemente pasaría la noche. Hablaba tranquilamente con su teléfono móvil. Era una conversación animada, sonreía.

La telecomunicación ha pasado en muy poco tiempo de ser artículo de lujo a primera necesidad. Estoy casi seguro que la persona que pedía en la iglesia no sigue una dieta equilibrada, también de que tenía saldo en el móvil.

¿Es posible dar oportunidades por medio de las telecomunicaciones? ¿Qué pasaría si esta persona tuviera acceso a internet? No es tan descabellado, no hace falta tarifa de datos, con acercarse a un Mc Donalds o a alguna otra red wifi abierta la tendría y un terminal de segunda mano se encuentra por pocos euros.

¿Es posible reducir desigualdades en salud proveyendo información, apoyo, redes sociales de soporte u otros recursos a personas en riesgo de exclusión?

Seguiremos teniendo podres y excluidos cerca de nosotros, cada vez más. Algunos tendrán móvil otros no. Los que no lo tengan serán aún más pobres y excluidos.

No sé si salubristas, epidemiólogos, gestores sanitarios o expertos se hacen este tipo de preguntas. Probáblemente algún poeta, médico de familia o enfermera se las haga.