jueves, 1 de mayo de 2014

La superación personal.



Juan Salvador Gaviota. Óleo de Carmen Buendía



Juan Salvador Gaviota es una historia de superación personal. Un cuento que nos enseña lo importante que es luchar para expandir nuestros límites, para crecer, para compartir ese crecimiento. Los seres humanos necesitamos crecer. Y no solo cuando somos niños, el crecimiento del adulto discurre por otros derroteros no materiales pero igualmente importantes. Si no nos lo permitimos el sufrimiento inundará nuestra conciencia para avisarnos de que algo va mal. El problema suele radicar en que nos hemos confundido, creemos que podemos seguir creciendo en lo material acumulando kilos de peso, propiedades, dinero, objetos, conocimiento, estímulos, vivencias, fotos, libros y una lista interminable de cosas que llenan nuestras casas pero no nuestras almas. Muchos trastornos del estado de ánimo o del espectro de la ansiedad están anidados en rutinas o redes que nos impiden crecer estancándonos en juegos de comportamiento que se repiten sin cesar como en la maldición de Sísifo.

El silencio puede ser la puerta que nos ayude a entrar en un camino de crecimiento personal. Necesitamos calma para entender qué es lo que verdaderamente necesitamos. Necesitamos tranquilidad para encontrar el coraje de salir a buscarlo.

La enfermedad suele ser una ocasión para detenernos, una ocasión forzada, no querida. Lo cierto es que termina deteniéndonos, sea en forma de gripe, diarrea o enfermedad grave. Algunos consiguen aprovechar la situación para mirarse por dentro y tratar de vislumbrar qué está pasando, qué están sintiendo, qué necesitan. Este camino interior debería ser cotidiano, constante, sencillo y repetido. No lo suele ser. Por eso es tan frecuente padecer atascos emocionales, cognitivos, vitales o espirituales. Atascos que terminan haciéndonos sentir pesar, dolor o desazón a nivel psicológico o físico. Perdemos la conexión con nosotros mismos.  La enfermedad en ocasiones viene a ser como una "subida de plomos", el diferencial de nuestra instalación existencial salta por una subida de tensión eléctrica. En la consulta médica nos toca a menudo ajustar esta delicada instalación pero a lo máximo que llegamos es a sugerir al paciente el modo de que él mismo vuelva a bajar los plomos y siga caminando.

Juan Salvador Gaviota nos recuerda que hay otras formas de volar, otros cielos y otros compañeros y compañeras de camino. La vida es mucho más bella cuando encontramos su sentido.






自己改善
ジョナサンリビングストンシーガルは、個人的な達成の物語である。それは、私たちの境界を拡大して成長し、その成長を共有するために努力することがいかに重要であるかを教えてくれる物語。人間は成長する必要があります。私たちは子供のときだけではなく、大人の成長は、他の非物質が、同様に重要な経路を介して実行されます。私たちは、何かが間違っていることを私たちに警告する洪水が私たちの意識に苦しんで許可しないならば。問題は、通常、我々はキロ、財産、お金、オブジェクト、知識、励まし、経験、写真、書籍や私たちの家庭を埋めることの長いリストを蓄冷材で成長を続けることはできませんが、信じて、我々は混乱していることにある私たちの魂。多くの気分障害や不安スペクトルは、行動のゲームで拘留され成長し私たちを維持ルーチンまたはネットワークがシーシュポスの呪いとして延々と繰り返され、ネストされています。
沈黙は、私たちは個人的な成長軌道に得るのを助けるためにドアすることができます。私たちは、私たちが本当に必要なものを理解して冷静を必要としています。我々は見に行く勇気を見つける静けさを必要としています。
この疾患は、多くの場合、不必要な、私たちを、USED強制保持するためのチャンスです。真実は、インフルエンザ、下痢または重度の疾患の形であれ、両端を止めることです。いくつかは、彼らが必要なものを、感じているものを、内部を見て、何が起こっているかを識別しようとするような状況を利用するために管理します。この内部旅は、毎日一定の、シンプルかつ反復的である必要があります。これは通常ではありません。したがって、それは感情的、認知的、精神生活やジャムを受けることは非常に一般的です。私たちは悲しみ、痛みや心理的苦痛または物理レベルを感じさせエンディングジャム。我々は自分自身との接続を失います。病気は時々私たちの実存差動電圧上昇して、インストールを上昇」リードの台頭」として渡って来る。多くの場合、医師で私達は、このデリケートなインストールを調整する必要があるが、私が得たほとんどは彼が戻ってダウンしてつながるように、患者への示唆やウォーキングを維持することです。
フアンサルバドールGaviotaは飛ぶために他の方法、他の空と他の同僚の道があることを思い出させてくれる。我々は意味を見つけたときの生活ははるかに美しいです。

 
(自動翻訳)





2 comentarios:

Enfermera de Vocación dijo...

Emoción infinita, de nuevo gracias a este post de reflexión Juan Salvador Gaviota vuelve a mi, lo conocí hace muchos años, y en su momento cambió mi forma de ver la vida, soy soñadora por naturaleza, todavía me hizo volar más y trasmitir esta lección en mi profesión: ENFERMERÍA. Lo mio es cuidar, y a cada una de tus palabras le digo AMÉN. No hace falta que diga nada más. Un saludo y gracias por traerme de nuevo a mi querida Gaviota.....
@DUEdevocacion

Gabi Heras dijo...

Grande Salvador Gaviota y Grande Salvador Casado. Enhorabuena y gracias por encender la luz. Necesitamos luz y hay que buscarla dentro de cada uno de nosotros. Nos vemos en Villalba