lunes, 14 de julio de 2014

¿Es posible prevenir el Alzheimer?


Honoré Daumier


La enfermedad de Alzheimer implica un deterioro progresivo de las funciones mentales por daño irreversible en las neuronas que dejan de funcionar correctamente. En España padecen esta enfermedad unas 700.000 personas, que son muchas, y se estima que un tercio no lo sabe.


¿Podemos prevenir el Alzheimer?

Hasta cierto punto sí. Dado que es un deterioro celular parece lógico que podamos hacer cosas para cuidar mejor dichas neuronas. El problema es que hay que empezar pronto. El cuerpo es un sistema complejo que no solemos tratar y cuidar adecuadamente... es común que vaya deteriorándose.

El primer paso es conocer los factores de riesgo que se estima condionan hasta un 50% esta enfermedad. Son siete jinetes oscuros:


  • Diabetes
  • Hipertensión
  • Obesidad
  • Tabaco
  • Depresión
  • Inactividad cognitiva/Nivel de educación bajo
  • Sedentarismo



Es interesante recalcar que probablemente el más importante sea el sedentarismo, dado que la obesidad! o la diabetes dependen de él, además de influir en otros como la hipertensión y la estimulación cognitiva.

Acostumbrarnos a pasear o hacer ejercicio desde jóvenes sería una de las más potentes formas de prevenir esta enfermedad en el futuro.

La forma en que comemos y nos alimentamos también es básica. El exceso que caracteriza nuestro tiempo en las sociedades occidentales nos hace comer más de lo que necesitamos y alimentos con más carga grasa y calórica. Todos sabemos que una ensalada es más sana que una hamburguesa del burguer. El reto está en ser capaces de disfrutar más y mejores ensaladas y menos comida basura. Esto implica educación y toma de conciencia... desde pequeños.

Para las personas más mayores aconsejaría aplicar las mismas pistas. Salir a la calle a diario, tratar de minimizar lo tiempos de televisión o butaca, mantener aficiones o actividades lúdicas, culturales o creativas, potenciar relaciones sociales y familiares...

Se están investigando nuevas formas de detección precoz de esta enfermedad así como vacunas o tratamientos... De momento yo prefiero seguir insistiendo en que si no queremos llegar a mayores en malas condiciones no nos queda otra que cuidarnos mejor desde mucho antes.