martes, 5 de agosto de 2014

Deporte seguro = prudencia + buena equipación










Todos sabemos que hacer deporte es bueno para la salud. En esta época estival vemos gente corriendo a todas horas y un sin fin de personas haciendo ejercicio. Este exceso de fragor deportivo puede llevar consigo problemas como rozaduras, contracturas, dolores articulares, lumbagos... si no se hacen las cosas bien. Aprovechar este contagio social para hacer actividad física es sin duda una oportunidad, nos permitirá alejarnos del sedentarismo que caracteriza nuestro tiempo y practicar actividades que nos ofrecerán grandes recompensas y que solemos relegar por falta de tiempo u otras razones.

La motivación para hacer deporte es esencial pero hace falta algo más. En primer lugar sentido común y prudencia. Por mucho que tengamos claro que nos viene estupendo perder unos kilos para la piscina merece la pena plantearnos qué actividad nos apetece realizar y si ésta es indicada para nosotros. Es básico saber progresar en intensidad y duración de forma gradual, calculando a la baja el esfuerzo para evitar sobrecargas. Es el gran secreto para evitar lesiones, ir poco a poco. Si nos planteamos empezar a correr la progresión inicial aconseja alterar distancias andando con otras trotando. Así mismo los tiempos habrán de ser breves al principio para prolongarse lentamente. También es esencial equiparse bien. Es cierto que para salir a correr solo hacen falta unas zapatillas de deporte, pero no valen todas. Merece la pena invertir en calzado deportivo de calidad, unos euros bien gastados nos protegerán de un buen montón de disgustos. El cuerpo es muy frágil y merece la pena no dañarlo. Como en todo hay un sin fin de complementos, en este tiempo estival recordaré especialmente la necesidad de hidratarse convenientemente y de usar protección solar mediante crema, gorra y ropa de color si fuera necesario (las radiaciones ultravioletas atraviesan parcialmente las prendas claras). Los tejidos deportivos técnicos actuales facilitan la eliminación de la sudoración. Hay un sin fin de posibilidades según el deporte que nos planteemos, merece la pena elegir un equipamiento proporcional a nuestros requerimientos personales y a la intensidad de práctica que nos planteemos desarrollar.

Ahora lo tenemos realmente fácil y si no tenemos tiempo no hay ni que salir de casa para equiparse, basta consultar con tiendas virtuales de calidad como Zalando que descubrí hace unos días y me pareció interesante. Ánimo y a salir a la calle, el verano nos espera!