viernes, 12 de diciembre de 2014

Una psiquiatría en cueros









Los lectores de este blog saben que uno de mis psiquiatras de cabecera es Paco Traver. Sin duda una de las mentes más brillantes que conozco en este campo, y tengo algunas nociones. Una de sus últimas reflexiones hace una concisa descripción de la psiquiatría contemporánea que todo estudiante de ciencias biomédicas debería leer, incluyendo al staff senior y a cualquier ciudadano interesado en la salud mental. La tesis es sencilla: la psiquiatría sigue estando en cueros. Esto se explica por seguir siendo una disciplina precopernicana, es decir basada únicamente en la clínica para diagnosticar y con un apoyo terapéutico limitado que ofrece alivio parcial a pacientes y familias.

¿Cuáles son la principales limitaciones?

1.- Dificultad para delimitar lo normal de lo patológico.
2.-La descontextualización.
2.-Dificultad para delimitar el carácter (eje2) de los trastornos en sí (eje1).
4.- No disponemos de una nosografía de las emociones.


Pese a ello los manuales estadísticos de diagnóstico psiquiátrico cada vez son más grandes y pesados por la presión de las instancias jurídicas, la industria farmacéutica y las aseguradoras... al final salen perdiendo los médicos y los pacientes. Los primeros por verse obligados a psiquiatrizar y sobretratar al personal, los segundos por padecer lo anterior.

Si les interesa el tema anímense a leer el texto completo. Merece la pena.