martes, 20 de enero de 2015

Agotamiento




Uno de los motivos de consulta al médico de familia más frecuentes es el cansancio. Es muy común que nos sintamos cansados, agotados, con la que está cayendo incluso si la persona es joven y goza de buena salud.

Antes de acudir al médico propongo hacernos tres sencillas preguntas:

1. ¿Descansas bien por la noche?

2. ¿Tu alimentación y actividad física son correctas?

3. ¿Tienes algún problema que te agote (en el trabajo, con tu familia, contigo...)?


Nuestro ritmo de vida es muy exigente, la prisa desgasta, también lo hacen el enorme ruido de fondo que constituyen todos los estímulos que nos rodean (televisión, interrupciones, ordenadores, móviles, aplicaciones, programas, noticias, propaganda...) así como los pensamientos internos, en especial esos que nos preocupan y no dejamos de centrifugar.

Si has respondido positivamente a cualquiera de las tres preguntas ya tienes una pista para proponerte algún cambio o ajuste en tu agenda o en la forma en la que estás planteándote la vida.

Estamos acostumbrados a escuchar que una alimentación sana es beneficiosa para nosotros pero, ¿cómo alimentamos nuestra mente? ¿la atiborramos de pensamientos, preocupaciones basura y ruído o con la percepción intensa del presente y lo que haya en él?

Después de haber reflexionado estas ideas puedes seguir pidiendo cita con el médico si aún lo consideras preciso. Si has hecho bien tu parte a él le será más fácil hacer bien la suya.