lunes, 6 de abril de 2015

Relato: la escapada


John Constable (1776-1837), "Seascape Study with Rain Clouds at Brighton", 
London, Royal Academy of Arts.



La cosa estaba muy mal. Había sido un día horroroso, recordaba pocos así. La cantidad de coches que ese día reportaron en la gasolinera fue incontable. La compañera del turno de mañana acabo agotada, yo iba por el mismo camino. Afortunádamente a esa hora la situación se había calmado. Entró un cliente con una de esas miradas que transmite serenidad, dio las buenas noches y me pidió  le cobrará el surtidor número diez. Sin saber por qué le comenté la dureza de la jornada. Él respondió que la gente cada vez necesitaba escapar más, "todo el mundo vive bajo mucha presión". Sus palabras se me quedaron grabadas. Mi turno de 12 horas, el suegro enfermo en casa, las niñas y un marido ausente hacían que las comprendiera demasiado bien. Llevaba mucho tiempo sin hacer una escapada, tal vez lo peor de ese viernes fue sentir la acidez de tanta envidia por los que conseguían escapar aunque solo fuera en apariencia.