miércoles, 17 de junio de 2015

¿Cómo acortar la brecha digital en sanidad?









Esta semana se ha reunido en Madrid lo más granado de la salud digital nacional. Profesionales de primera línea de ámbitos asistencial, gerencial y otros. Invitaba Monica Moro, coordinadora del proyecto #sherpas20 que ha concentrado muchas horas de trabajo de las mejores espadas en social media sanitario. En la reunión previa de noviembre 2014 se preparó un informe de 51 folios que pueden leer aquí. Con la siguiente conclusión:

"Aunque hay muchas iniciativas en eSalud en nuestro país, se carece de una
estrategia global y nacional al respecto, lo que hace que muchas de ellas fracasen
antes de demostrar su utilidad, que mueran por desuso o que su aplicación
quede restringida a ámbitos muy pequeños."


Dado que mi agenda personal no me deja participar en todos los saraos que me apetecen me he permitido reflexionar tras la lectura detenida del documento.

1. Muchos pacientes no tienen alfabetización digital entendiendo esta como la capacidad de consultar y entender canales de comunicación digital así como disponer de las habilidades para emitir mensajes en los mismos. Se incluyen los que no disponen de conexión a Internet ó los que aún teniéndola apenas la usan.

2. La mayoría de los profesionales sanitarios hacen un uso del social media limitado, tienen perfil de observador, consultan medios y perfiles que siguen pero sin emitir mensajes, crear contenidos ni entrar en conversaciones con los mismos.

3. Los medios electrónicos de comunicación tienen ventajas interesantes para comunicar salud, tanto para pacientes como para profesionales. La mejor manera de alfabetizar digitalmente a un paciente es ayudándole a encontrar información de salud de calidad. Lo mismo a un profesional sanitario tanto para su propia formación continuada como para la promoción de la salud de sus pacientes.

4. En Internet y en el social media hay mucho humo y ruido de fondo. No debería ser obligatorio que todos los profesionales sanitarios sean expertos en web social, no hace falta. Pero si recomendaría aprender nociones de esta lengua para mejorar el acceso a contenidos de calidad y referentes profesionales con presencia digital por un lado y poder recomendar información para pacientes ó crear contenidos compartibles.

5. Los sistemas y organizaciones sanitarias debería tener una estrategia de presencia digital que incluyan a los profesionales que las componen que ya están navegando esos medios. La promoción de la salud y la salud comunitaria pueden ayudarse de herramientas digitales para favorecer la creación de contenidos de salud de calidad y redes sociales que favorezcan dicha promoción de la salud.