miércoles, 24 de junio de 2015

La venganza de los skinny jeans



Foto catálogomoda


Está habiendo cierto revuelo por un caso clínico aparecido en prensa científica que ha saltado a los medios de complicaciones serias por usar skinny jeans, lo que viene siendo el "vaquero de pitillo" ajustado de toda la vida. Antes de que la sangre llegue al río comentaré como médico este caso, que es una excepción. La revista  Journal of Neurology Neurosurgery and Psyquiatry publica la historia de una joven de 35 años que se dedicó a ayudar en una mudanza vestida con semejante prenda con la que pasó horas en cuclillas vaciando cajones. La compresión mantenida de la postura en cuclillas y dicho pantalón causó necrosis muscular y alteración en la conducción de los nervios de la pierna, complicaciones serias que tuvieron que ser tratadas de urgencia en el hospital. No analizaré la inteligencia que se esconde en la decisión de acometer una mudanza embutida en un vaquero inmisericorde, afortunadamente la gente suele tener sentido común por lo que estos casos son una rareza.

En cuando a vestimenta cada cual puede hacer lo que quiera pero es cierto que las prendas ajustadas tienen sus inconvenientes para la salud, así como los tacones altos. Como bien saben todas las esforzadas damas que los usan. Un pantalón ajustado puede causar compresión irregular en las piernas y alterar el retorno de la circulación venosa, esto puede causar hinchazón de tobillos, molestias y dolor. También las prendas ajustadas pueden favorecer infecciones por hongos en las ingles, que si bien no son graves son molestas. Por último comentar que un uso habitual de prendas ajustadas en varones baja la fertilidad al alterar la formación de los sensibles espermatozoides que llevan mal el calor corporal. La evolución situó los testículos en una bolsa fuera de la cavidad abdominal para que estuvieran más frescos, función que las prendas ceñidas arruinan. Dicho esto vístase como quiera pero acepte el consejo de llevar ropa cómoda si se mete a hacer una mudanza.