domingo, 21 de junio de 2015

Los buenos médicos de familia no dejan nunca de aprender





Algún día haremos vídeos como este en España. De momento disfrutaremos de los ajenos.


Vía Josep Vidal



 Diagrama de Juan Simó




Lo que el vídeo no cuenta es que las cosas no le van bien a la Atención Primaria y a la Medicina de Familia en España. Lo más frecuente es que un ciudadano tenga que vérselas con decenas de médicos de familia a lo largo de su vida lo que impide que estos le puedan dar el máximo valor que la sanidad puede ofrecer: calidad de atención junto con longitudinalidad (atención en el tiempo por un mismo profesional). La fragmentación de la atención produce más intervenciones y tratamientos innecesarios, más problemas de descoordinación, aumento de errores y disminución de la seguridad del paciente. Así mismo aumenta los costes sanitarios al aumentar el número total de consultas y procedimientos.

Parece sensato cambiar la gráfica invirtiendo más y gestionando mejor la Atención Primaria... pero eso lo tendrá que decidir usted y no yo.