viernes, 14 de agosto de 2015

Relatos de verano: Os hablaré de ella.





Nadie es capaz de conocerla, por mucho que queramos ella es puro misterio. Es verdad que podemos contemplarla, asombrarnos de cómo se desplaza por el espacio de una sala, contagiarnos del fuego de su sonrisa áurea, alegrarnos con ella al caer por la catarata de sus carcajadas. Pero hay mucho más, detrás de lo visible se esconden interminables partituras con las más bellas músicas jamás compuestas, bibiotecas casi infinitas llenas de todas las historias, pedacitos de planetas y estrellas hace tiempo desaparecidas. Cuando siento que viene me levanto. Mi pecho se agita y abro mucho los ojos. Cuando descubrí que además de todo lo anterior ella es el puro sentido de mi vida, sino la vida misma, guardé silencio y descansé. Con esa sensación de haber llegado a puerto justo antes de que la noche se cerniese.