miércoles, 21 de octubre de 2015

Informe #Toptensalud20 la información sobre salud está cambiando





Los medios de comunicación tradicionales están sufriendo una fase de profunda transformación. Una de las razones es la irrupción de lo que llamamos internet social y sus herramientas de social media. Los blogs, redes sociales y demás posibilidades digitales permiten en potencia que cualquier ciudadano con acceso a internet pueda compartir contenido ó conversaciones con los demás. ¿Qué está pasando en el mundo de la salud? en pocas palabras: algunos profesionales sanitarios  se han atrevido a saltar la barrera y se han puesto a bailar en el centro de la pista que comparten con medios de comunicación generalistas y especializados en salud, así como con periodistas, pacientes y otros actores.

El estudio de Jassen Obserber realizado por la agencia Planner Media ha evaluado por segundo año consecutivo el universo sanitario digital. En esta ocasión con una muestra mucho más amplia (de menos de una centena de perfiles se ha aumentado a más de mil) y una metodología más potente que el año pasado.

Acudí a la presentación principalmente para saludar a Rosa Pérez y Joan Carles March que eran los ponentes y facilitadores de la misma. Además de a ellos pude saludar a Emilio de Benito, Laila el Qadi, Emma Pérez Romera, José Antonio Alguacil, Raúl Ferrer, Ines Bajo, Isabel Perancho y una larga lista de periodistas y profesionales que abarrotaban la sala. Al final va a ser verdad que las redes sociales sirven para ponernos en contacto con otros agentes y facilitar que nos comuniquemos y contactemos con otros profesionales.

Tuvieron la deferencia de invitarme al estrado para participar en el debate. Pude apuntar varias ideas a viva voz y en twitter:

1. Las redes sociales son cansinas para los profesionales sanitarios. Requieren esfuerzo y nos suele dar mucha pereza. Hay una gran inercia y cuesta mucho hacerse visible en ellas.

2. La comunicación en redes sociales tiende a la endogamia. Nos comunicamos mejor con perfiles semejantes a los nuestros (tanto en lo personal como en lo profesional). La dificultad es semántica, hablar con personas de otro perfil nos requiere más esfuerzo de comunicación. Cuando tenemos la opción de hablar nuestra lengua materna y otra extranjera solemos acabar hablando la materna...

3. El presente estudio no es una foto del mundo sanitario 2.0 sino un óleo sobre lienzo. Una pintura que alguien realizó durante un mes y pico a base de pinceladas. Si miramos muy de cerca no nos enteramos de qué va la cosa, es necesario alejarse un poco para tratar de comprender las formas. Sin perspectiva no hay comprensión.

4. Los periodistas sanitarios y los profesionales de la salud seguimos sin entendernos ni comunicarnos bien entre nosotros. Esto redunda en perjuicio para ambos, más para los periodistas. A fin de cuentas los sanitarios ya reciben un sueldo y no les pagan más por informar...

5. Producir contenidos para pacientes y generar conversaciones profesionales de salud ofrece valor añadido para otros profesionales y para la sociedad en general.

6. Las redes sociales ofrecen potentes ventajas profesionales para sanitarios pero también riesgos. La prudencia y la formación son fundamentales.

7. Los pacientes tienen ganas de comunicarse con profesionales de la salud y ser ayudados a encontrar información de salud relevante para ellos.

8. Aun no hemos conseguido medir si esta actividad tiene resultados en salud. Ya va siendo hora.


Reflexiones personales:

9. Me resulta asombroso que un fisioterapeuta, una enfermera ó un médico de pueblo nos podamos codear con medios de importancia como Diario Médico ó el diario El País a la hora de comunicar salud en Internet.

10. Me considero muy afortunado por la posibilidad de aprender y de comunicarme con gente de tanto talento, creo que mejora mi práctica profesional y mi servicio a los pacientes. 






Resulta sorprendente que en el top ten de profesionales sanitarios haya un fisioterapeuta y dos médicos de familia de Madrid, esto pone muy alto el listón de la Atención Primaria madrileña, dato que los gestores deberían aprender a valorar. ¿Sería posible que las instituciones sanitarias visibilizaran alguna vez a sus profesionales?

El estudio es una aproximación, no pretende ser una copia fiel del original, no podría. Puede servir de hoja de ruta para quien se inicie en este tema y ayudar a elegir perfiles que seguir ó con quien conversar. Dado que mucha gente de valor queda fuera solicito grandes dosis de condescendencia con los perfiles visibilizados, que obviamente no hemos hecho gran cosa para ser elegidos.



Puedes descargar la infografía resumen aquí
y el informe completo aquí.