jueves, 22 de octubre de 2015

Superar la adversidad







Somos escaladores. Nuestro diseño anatómico nos permite superar pendientes, escalar promontorios, coronar cimas. En ocasiones la vida nos propone situaciones en apariencia irreductibles. En el fondo es una cuestión de paciencia, siempre hay una forma de subir, un camino que nos lleva a esa posición donde las cosas se contemplan con una nueva perspectiva.

Aprender de los jóvenes que tratan de superarse practicando un deporte, tocando un instrumento ó desarrollando cualquier disciplina que exija tesón y esfuerzo es siempre inspirador.

Lo aparentemente imposible es tan solo una construcción más de la mente. Algo a todas luces superable.