martes, 17 de noviembre de 2015

La medicina es una cuestión de perspectivas






"No hay enfermedades sino enfermos"...


Pese a los años que tiene la frase muchos profesionales sanitarios todavía no hemos sido capaces de entenderla. Sobre todo porque encierra una trampa pese a ser cierta. Cada persona tiene muchos registros, muchos rostros, muchas perspectivas. Aprender a contactar con ellas, descubrirlas, desvelarlas es un reto para el que la mejor herramienta sigue siendo la comunicación. Ese viejo arte tan denostado en nuestra época porque requiere tiempo, tiempo en abundancia. Y eso es caro, y no nos lo podemos permitir. ¿Ó tal vez sí?



No hay enfermedades sino enfermos.

No hay enfermos sino distintas perspectivas de nosotros mismos que fluyen en el tiempo de enfermar.