viernes, 6 de noviembre de 2015

Método de peinado húmedo un remedio eficaz contra piojos





Por mucho que nuestros entornos estén cada vez más limpios hay un tema que no hemos conseguido vencer: las epidemias de piojos escolares.

Mi recomendación del día es que dejemos de gastarnos dinero en tratamientos con permetrinas, caros y no exentos de toxicidad. Estos productos matan los piojos y luego hay que eliminar las liendres. Si se dejan algunas el tratamiento será del todo inefectivo.

El método de peinado húmedo (wet combing) es otra opción bastante eficaz, únicamente requiere constancia. Se basa en la eliminación de piojos vivos. El objetivo no es quitar las liendres, repito, sólo los piojos.


1. Lavar el pelo normalmente.
2. Utilizar suavizante de pelo en cantidad generosa.
3. Peinar el pelo húmedo con peine ordinario.
4. Pasar la liendrera.
5. Repetir la operación cada cuatro días, durante dos semanas.


Con cinco ó seis sesiones suele bastar. Cada sesión puede requerir unos 15-20 minutos.
El suavizante facilita que el piojo se desprenda fácilmente del pelo. Al peinar con peine el pelo húmedo evitaremos los molestos tirones de la liendrera que podremos pasar con facilidad al estar el pelo más suave por la acción de suavizante.



Bibliografía:

National Health Service. Choices.
RACGP
Journal of the Royal Society of Medicine
Blog de Amalia Arce





2 comentarios:

Diario de una mamá pediatra dijo...

Gracias por la mención!
Te diré que sirve como método para eliminarlos, pero especialmente si se hace de forma periódica para "coger al vuelo" nuevas reinfestaciones, que al final es el problema (es decir, el problema no es acabar con un episodio de piojos, sino que llevas a tu hijo con la cabeza recién limpia y te puede volver de nuevo con un piojo tamaño elefante).
Probando nuevos productos con bibliografía esperanzadora...cuando tenga "evidencia" en mi casa...os cuento!
Un abrazo!!

Doctor Salvador Casado dijo...

Gracias Amalia por tu comentario. Efectivamente la clave es la vigilancia periódica que idealmente podrían hacer los propios niños y niñas a partir de cierta edad con supervisión de adultos.