sábado, 14 de noviembre de 2015

¿Podemos permitirnos que un cubata sea más barato que una ambulancia?






Estamos locos. En este país se está abusando del sistema sanitario y, tal y como están las cosas, no nos lo podemos permitir. Un porcentaje de usuarios hace un uso indebido, excesivo ó manifiestamente incorrecto de la sanidad. Cuando en la vida se abusa de algo ó de alguien, este se resiente, daña y la cosa suele terminal mal. Si los recursos son finitos, los excesos harán que no haya para quien verdaderamente lo necesita.

  • Es común ver que personas con un catarro, diarrea y otros síntomas menores acudan a una urgencia hospitalaria. 
  • Es común ver como personas con algún problema administrativo (una receta, un informe, un parte de baja...) acudan de urgencia, sin cita, a un centro de salud.
  • Es común ver como muchos acuden al centro de salud para consultar cuestiones mínimas (un granito que me salió por la mañana, un picor de garganta desde anoche, dos deposiciones blandas desde hace unas horas...). 


El doctor Miguel Gonzalez nos comparte la historia que da pie a esta reflexión. A un adolescente le sale más barata la borrachera que el uso de una unidad de urgencias y personal sanitario, no sanitario y de limpieza. No me planteo aquí juzgar la conducta de este joven, tan solo me hago una pregunta: ¿Sería adecuado pasarle la factura de estos gastos?






5 comentarios:

Marven James dijo...

This is really tremendous that the way you desceibeI'll really appreciated your work.
hope i'll come back to get some more information .Thanks
possible solutions

Santi Gracia dijo...

Por "alusiones":
- Es común que un médico te recete un medicamento porque se lleva algo de la farmacéutica.
- Es común que un médico te explique que mal está la sanidad pública para lo tuyo, y te ofrezca amablemente que te pases por su clínica privada.
- Es común que los médicos "pasen" de sus pacientes.
A lo que voy es que puede que sea común, pero no dejan de ser casos minoritarios. Y dándoles tanta publicidad se hace más daño que bien.
Es mi opinión.
Saludos.

Doctor Salvador Casado dijo...

Santi no hago juicios de valor al reflexionar sobre esta situación tan solo avanzo que el mal uso sanitario perjudica a todos, usuarios, profesionales sanitarios, organización sanitaria y sanidad en general.

Desgraciadamente no es anecdótico, pásate una tarde por urgencias hospitalarias y verás cientos de casos que no deberían estar en el hospital. Pásate una tarde en atención primaria y verás lo mismo.

Santi Gracia dijo...

No quiero parecer ni prepotente ni pretencioso, pero, debido a mi mala salud de hierro, he pasado los suficientes días en todos los niveles de la sanidad pública como para hablar con conocimiento de causa. Me atrevería a decir que, desde el otro lado, tengo casi tanta experiencia como usted.
Dejado claro esto, y ya que parece que ninguno de los dos vamos a dar nuestro brazo a torcer, doy por finalizada mi "intervención" sobre este tema.
Que no pensemos igual sobre esto no quiere decir que no vaya a seguir siendo un lector asiduo de su blog y que en otros muchos temas que ha tratado en él si lo he estado y he aprendido mucho y me parece interesante y recomendable.
Gracias por su tiempo y su dedicación.
Saludos.

Doctor Salvador Casado dijo...

Te agradezco Santi que compartas tus puntos de vista aunque no los sientas coincidentes con los expuestos en el blog. Tengo claro que nadie tiene todas las respuestas ni todas las razones. Yo menos si cabe.