lunes, 25 de enero de 2016

Con una buena sonrisa puedes hacer prácticamente cualquier cosa





Tony Robbins es un famoso autor de libros de autoayuda y cursos de superación. De orígenes humildes ha llegado a lo más alto, siendo paradigma del hombre hecho a sí mismo norteamericano. En sus libros trata de ayudar a que los demás superen sus problemas o triunfen con sus vidas. Pero hay un secreto que no cuenta: su secreto.

Si observan cualquiera de sus vídeos seguro que lo aprecian. Permítanme que les ponga un ejemplo y les dé una pista, si se fijan en el minuto 7:35 del siguiente vídeo lo verán. Es capaz de insultar en público a Al Gore (vicepresidente de EEUU), y convertir en segundos una emoción de enfado en alegría mediante una estupenda sonrisa.

Esta habilidad no es fácil de aprender leyendo libros ni asistiendo a cursos. Pero si es subsidiaria de aprenderse por imitación.

Una de las causas más frecuentes de sufrimiento humano es manejar mal las emociones. No saber qué hacer con las que nos resultan incómodas. Es habitual quedar bloqueados como en una ciénaga cuando caminamos senderos de tristeza, miedo, ansiedad, ira, vergüenza, asco...

Por eso me parece importante señalar que es posible un mejor manejo emocional; nos jugamos mucho. De momento un servidor va a intentar sonreir hoy un poco más, me atrevo a plantearles la misma sugerencia. A ver que pasa.





3 comentarios:

alestedemadrid dijo...

Gracias por compartirlo. Un saludo

Merck Salud dijo...

Salvador, vuelves a poner sobre la mesa un asunto que para muchos de nosotros, como profesionales y pacientes, todavía es una asignatura pendiente. El manejo adecuado de las emociones en la consulta y fuera de ella nos permite adquirir las herramientas necesarias para superar el día a día y enfrentarnos a las situaciones menos favorables con una actitud positiva. Hoy también nos propondremos sonreír un poco más. ¡Gracias por el consejo! Un saludo.

Doctor Salvador Casado dijo...

Gracias por los comentarios. En este asunto siempre podemos mejorar.