sábado, 23 de enero de 2016

Relato dominical: Obras maestras




 La victoria de Samotracia. Museo del Louvre.



Una obra maestra es todo acto que aporta esplendor al contemplarlo. Algunas cuelgan de la pared de los museos, otras se exiben en grandiosos teatros. Me gusta rescatar también las cotidianas que alegran nuestros días. Es común encontrarse con gestos, narraciones o platos en la mesa que nos dejan por un instante llenos de ese asombro que las genialidades producen sin quererlo. Indefectiblemente las reconocemos y algo profundo nos indica a las claras que las deseamos al instante. "Yo quiero eso", nos decimos por dentro experimentando sentimientos diversos. A algunos se les da mejor que a otros producir estos actos, son por ello reconocidos y envidiados o condenados y atacados sin misericordia. Nunca dejan a su interlocutor indiferente. La creatividad es pues una delicada habilidad capaz de llevarnos a glorias o martirios. Tal vez esto explique que la mediocridad siga siendo la reina del jardín, en estos pagos y allende los mares.