martes, 26 de enero de 2016

Reseña en la revista digital de la Semfyc 120/2016

Los compañeros de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria me han publicado la siguiente reseña en su sección "experiencias en positivo". Se lo agradezco públicamente y recomiendo visitar su revista digital.

 

 

 

 

ENREDADOS: El caso del doctor Salvador Casado



En nuestra nueva sección: ENREDADOS publicamos las crónicas de médicos con gran influencia en las redes sociales, con muchos seguidores y un gran impacto mediático.
Este mes nos habla de su experiencia el doctor Salvador Casado.

Twitter
@DoctorCasado

Seguidores
18.020

Tweets
22.673

Pagina de Facebook: Doctor Salvador Casado

Localización: Madrid

Sitio web: www.doctorcasado.es


Debo reconocer que mi relación con las redes sociales y el mundo digital surgió de la necesidad de compensar el aislamiento profesional que el trabajo de médico de familia en equipos profesionales pequeños produce.

El diseño de los equipos de Atención Primaria y la compleja realidad de los mismos presiona para que cada profesional se centre en su consulta y en su cupo y se pierdan conexiones con la comunidad, otros profesionales de salud y la profesión médica en general. Sobrepasados por la carga asistencial excesiva, unas agendas incontrolables y múltiples factores de gestión inefectiva es habitual terminar desarrollando un estilo profesional de supervivencia. El burn out es consecuencia de ese estilo de asistencia y ese aislamiento y yo no lo quería.

El primer paso fue crear una página web personal y el formato blog era y sigue siendo la forma más sencilla de hacerlo. Un primer blog personal dio paso a otro con orientación profesional que me permitía tanto publicar para mis pacientes como  crear contenido para otros profesionales.  La experiencia de escribir y mantener un blog es muy exigente al implicar horas de estudio y lectura. Una de las recompensas es la apertura a nuevas comunidades de blogueros y de lectores con los que ahora era posible interactuar mediante comentarios. Otra conseguir una visibilidad que jamás había tenido antes publicando en revistas científicas del ramo.

Fue el comienzo de la web 2.0 que permitía una nueva interacción que antes no era posible. Esta fase culminó con mi asistencia al primer congreso de la blogosfera sanitaria y en el descubrimiento de los seminarios de innovación en Atención Primaria que lidera Juan Gérvas. En dicho congreso quedó de manifiesto el liderazgo de muchos médicos de familia como Rafa Bravo (impulsor del mismo), Enrique Gavilán, Julio Bonis, Rafa Cofiño, Fernando Guzón, Fernando Casado, Vicente Baos y un servidor con una capacidad de comunicación y producción de ideas de una calidad comparable con la de cualquier otro especialista médico o profesional de la salud.

Dada mi relación de amistad con el doctor Fernando Casado me terminé animando a utilizar Twitter para pacientes tal y como él llevaba haciéndolo unos meses. Mi sorpresa fue que en lugar de una gran respuesta de pacientes, en el estudio que hicimos nos seguían tan solo un 3%, encontré un grandísimo feedback profesional. En pocos meses era capaz de seguir perfiles profesionales internacionales tanto de ciencias de la salud como de información científica, periodística y de otros temas de mi interés. Y no solo seguir, también comunicar e interactuar.

Ya no era necesario ir a un curso o congreso para preguntar a una persona referente. Si la prestigiosa médica de familia británica Margaret McCartney publicaba un libro ahora era posible comentar cuestiones con ella por este medio, por ejemplo.

La creación de redes profesionales virtuales permite crear proyectos dinámicos de interés. De este modo participé en la iniciativa Gripe y Calma, junto a Rafa Bravo y un buen número de médicos de familia. Con Mi vida sin ti, creamos una web contra el tabaco sin patrocinador. También en AP12causas conseguimos un blog sobre la realidad de la Atención primaria que impulsaba Clara Benedicto junto a Enrique Gavilán y otros colegas con calidad muy superior a manuales y otros formatos escritos. Fue posible crear la iniciativa Vídeos y Salud, una jornada científica multiperfil e interactiva de comunicación audiovisual para profesionales sanitarios en cuya primera edición contó con la ayuda de Juan Gérvas y que coordiné varios años junto a Rosa López y un equipo que contaba con periodistas, directivos sanitarios, expertos en recursos humanos, enfermeras y médicos. Habíamos conseguido hacer un congreso gratuito sin patrocinador, las cosas estaban cambiando.

Un proyecto ilusionante fue el vídeo Seis minutos que ofrece una visión de la medicina de familia contada por sus propios protagonistas. Era la primera vez que se hacía en español y la calidad profesional de la grabación gracias a un equipo técnico de primer orden consiguió que la idea visibilizara una realidad no bien conocida por la población. Roberto Sánchez, Clara Benedicto y Carmen Fando como médicos de familia jóvenes se aliaron con Vicente Baos y un servidor asistidos por un equipo que hizo posible algo bien hecho.

Otra iniciativa que he usado con éxito con mis pacientes son los vídeos de consejos tanto propios como ajenos. Tener la posibilidad de decir a un paciente “ponga en Google: doctor Casado catarro” y que el buscador posicione en la primera página un consejo en formato audiovisual hecho por mí es un valor tanto para mis pacientes, que reciben mejor información de su médico, como para mí que ahorro tiempo de consulta dando un consejo ampliado fuera de ella.

La lista de proyectos es larga, tan solo decir que existe la posibilidad de potenciar el rol de médico de familia y desarrollar actividades que aumenten la potencia de sus  mensajes y su visibilidad profesional. Esto es básico tanto para la sociedad, que precisa ahora más que nunca médicos de familia competentes, como para los propios médicos que necesitan ser escuchados ante tanto mensaje de salud interesado.

En el momento actual dedico energías a proyectos de Midnfulness para ancianos de mi comunidad y otras actividades comunitarias y reevalúo mi presencia digital dado que la misma produce desgaste y cansancio. Estoy contento con lo aprendido y lo recorrido, por la cantidad de gente valiosa con la que he podido interactuar y por las posibilidades de acceder a mejor información y ser capaz de producirla también.
Hay que tener prudencia en el mundo digital, la navegación parece fácil pero no lo es. Por eso es necesario buscar tripulaciones, lo que no resultará tedioso puesto que tenemos grandes compañeros disponibles.



Artículo original con vídeos aquí.  
Revista digital de la Semfyc N.120/2016