domingo, 28 de febrero de 2016

Relato dominical: Las hemorroides del prócer







Fragmento apócrifo del diario personal de Nerón Claudio César Augusto Germánico, emperador de Roma.


Me gustaría creer que todo padecimiento humano tiene una parte heroica pero la experiencia me dice lo contrario. Sufro de hemorroides desde los dieciocho, lo que me ayuda a recordar mi levedad y decadencia y a no vanagloriarme en exceso por casi nada sabiendo que finalmente estoy hecho de una pasta vulnerable y obscena. Es cierto que salvo alguna excepción no he sido castigado con grandes dolores pero también que con frecuencia dejo un reguero rojo tapizando de gotas el inclemente blanco del excusado. Dicha hemorragia suele presentarse durante meses en los que me siento solidario con todas las mujeres del planeta que experimentan semejante sangría por motivos más altos. En mi caso no deja de ser un fenómeno de la esfera escatológica mientras en las damas es corona de la capacidad divina de ser custodias de la vida cuyo germen son capaces de albergar en el cuerpo. Yo carezco de tamaña capacidad creativa pero sufro en silencio junto a ellas sabiéndome perdido irremisiblemente. No por la gravedad de mi inicuo padecimiento sino por la severidad del color rojo que me indica a las claras que llegará un momento en que no quede ninguna gota más que regalar al inodoro. Mientras llega ese instante abyecto seguiré tratando de encontrar un sentido a la vida y convirtiendo ésta en música de lira










Nero Claudius Caesar Augustus Germanicus, Roma imperatoris. Commentarius diarium fragmentum apocrypha.

Credere velim omni humanae aegritudinis partem strenua est aliud docet experientia. Patiar a anorum octo memini mihi quod prodest plus leuitatis ac paene nihil non in gloriam referebantur corruptionem scientes quod passibile et postremo scelerata pendit. Verum est, quod non nisi cum poena punitur, sed etiam frequenter relinquere vestem Inclement album, rubrum trahentium guttis cultus. Talis fere est in sanguinem menses, ut ego necessitudinem cum mulieribus experientia in mundo, qui tantum sanguinem per causas superiores. Sed ego non de ambitu rei eschatologicum in regno mulierum divini germinis facultas quorum custodes corporis possunt capere. Sed potentia creandi non desit multa pati in silentio, cum ipse sciens perdidit irrevocabiliter. Severitatem res non ex hoc iniustius quam ne severitate animadversionis rubra mihi manifeste veniet tempus quo magis dare vestigium nullum secretum. Donec veniat tempus quod abiectum adhuc trying ut reperio a vita, et quod conversus sit in lyra musica.
Lorem transferendis sententiis loquor errorem deprecarentur.