miércoles, 18 de mayo de 2016

Tocar con palabras







Los médicos de familia dedicamos la mayor parte de nuestro tiempo asistencial a tres labores: escuchar, hablar y pensar. Son muchas horas a la semana y tal vez alguno deduzca que terminamos siendo grandes expertos en comunicación. En mi caso he de confesar que sigo manteniéndome en el nivel de principiantes. Esto que en apariencia pudiera pensarse una debilidad lo considero fortaleza, me permite seguir conviertiendo cualquier encuentro clínico, cualquier encuentro humano, en una ocasión para aprender. Hay pocas cosas que sean más complejas que la comunicacion humana.

En esta motivación para seguir aprendiendo acabo de terminar de leer Tocar con palabras, el último libro de Enric Lladó. Conocí recientemente a este experto en comunicación que bebe de las fuentes del coaching, la programación neurolinguística y la psicología y desarrolla una actividad formativa y de asesoramiento para particulares y empresas. Sus puntos de vista parten de areas profesionales diferentes a las mías por lo que me han aportado interesantes pistas. El libro está escrito con un estilo sencillo y claro, usando multitud de ejemplos e imágenes que aseguran una navegación amena para cualquier tipo de lector.

Mejorar la comunicación nos libra de mucho dolor y sufrimiento a todos. Comprender más profundamente a los demás por un lado y elaborar mejores narrativas por otro nos permite desplegar relaciones sociales de mayor calidad y a su vez un relación más pacífica con uno mismo.

Los profesionales sanitarios tenemos dos razones añadidas para ello. La primera es ayudar mejor a nuestros pacientes a construir sus propias narrativas. La segunda aliviar la carga de dolor y sufrimiento que inexorablemente queda adherida a nuestras manos al finalizar la consulta.

El libro de Enric es una buen propuesta para comunicarnos con más calidad. Un camino que nunca se termina de andar y en el que son bienvenidas ayudas como esta.