jueves, 29 de septiembre de 2011

Hacia una sanidad híbrida

 
 
Un sanitario híbrido es aquel profesional de la salud que compagina su actividad asistencial habitual con la participación virtual en redes sociales, páginas web y herramientas de internet. 

La coexistencia de dos formas distintas de plantearse la formación continuada, la comunicación y el manejo de información es lo que caracteriza una nueva manera de hacer las cosas.
Pasamos de un paradigma de papel, en el que la información científico médica se basaba en un formato de papel (revistas científicas y libros) a un formato digital.
Pasamos de un paradigma vertical en el que los expertos emitían información de arriba a abajo a los demás, a otro horizontal donde cada profesional sanitario puede recibir y emitir información en igualdad de condiciones. Pudiéndose oír y valorar cualquier voz.

Estos retos sociales afectan también al mundo sanitario. 

Del mismo modo que un ciudadano se autoemite un billete de avión por internet sin necesidad de acudir a una agencia de viajes, las relaciones entre pacientes y profesionales sanitarios también requieren flexibilizarse.

Que un médico ofrezca correo electrónico a sus pacientes era una rareza hasta hace bien poco. Cada vez es más común. Pero aun falta mucho para dar el salto a una nueva forma de hacer las cosas.

No es cuestión de postular una nueva panacea. Tan solo darnos cuenta de que la sociedad está cambiando y el modelo de sistema sanitario, el modelo de relación médico-paciente también. 
 
 Por supuesto que manejarse en dos mundo distintos exige esfuerzo. Es mucho más complicado ser un triathleta capaz de correr, nadar y montar en bicicleta, que solo un corredor. Pero nuestra sociedad líquida exige adaptación a una realidad muy cambiante, exige profesionales sanitarios híbridos, que se manejen bien en lo real y lo virtual. 

Los que lo entiendan podrán desarrollar nuevas habilidades y capacidades. Podrán acceder a información de primera mano en tiempo real, a otros profesionales sanitarios con los que comunicar o colaborar. Podrán acceder a equipos virtuales que complementen a sus equipos habituales de trabajo. Podrán hablar y ser escuchados.

Los que no lo entiendan perderán el tren.
 
 


Más información en el blog: www.hibridosanitario.wordpress.com
 
 

4 comentarios:

Presidencia de AISSMa ;-) dijo...

Compañero Salvador, tu iniciativa y esfuerzo, junto a otros colegas como Fernando, Vicente, Rafa y el resto del grupo de Getafe, entre otros, en la integración de las nuevas tecnologías sociales en la sanidad pública merece el reconocimiento de todos. Sin embargo, como era de esperar, no solo no cuenta con la facilitación del sistema, sino que es valorado como algo privado (como ocurrió con el veto de vuestras entrevistas por RTVE) y con recelo.

Lamentablemente, la mayoría de nuestros directivos, además de mediocres solo tienen de digitales sus nombramientos y desconfían de estas iniciativas pioneras. Si fueran mas proactivos y visionarios se aprovecharían de personas innovadoras como vosotros para experimentar un nuevo modelo de interacción entre médico y paciente, que antes o después se impondrá, pero viniendo de fuera y pagándolo a alguna empresa privada; puro papanatismo :(

Mi reconocimiento, ánimos y un cordial saludo,
Pepe Morán

raquel dijo...

Hola Salva!
Estaba deseando leer tu entrada de hoy y me ha encantado!
Refleja muy bien la idea de la sanidad híbrida y la necesidad de integrar los mundos sanitarios real y virtual, hasta ahora considerados compartimentos estancos sin darnos cuenta de su constante interrelación.
Seguiremos adelante.
Saludos y gracias!
Raquel

Unknown dijo...

Muy interesante entrada.
Yo creo que son actividades que tarde o temprano se van a convertir en necesarias entre sí.
Tarde o temprano no se va a concebir un médico si estar conectado a herramientas de internet o a redes socilaes.
Simulando tu ejemplo del triatlón, yo lo veo más como el tenis de mesa.
Un deporte, no la suma de dos.
Surgió del tenis, parece ser debido a una adaptación al medio climatológico adverso en Inglaterra.

Un abrazo

iñaki etxe dijo...

Buenas. A mí también me ha encantado la entrada. Me gusta el enfoque de la sanidad híbrida por que habla de convivir y de complementarse. Muchas veces se cae en el (falso) debate de presentar lo virtual como excluyente de lo físico.