viernes, 8 de mayo de 2015

Cuello de guasap





Agachar la cabeza para mirar nuestros dispositivos móviles sobrecarga la musculatura del cuello. Si pasas mucho tiempo mirando el móvil puedes acabar con dolor de cuello, es una cuestión de pura física.

El cuello de guasap es un cuadro de dolor cervical que se desarrolla en personas que pasan más tiempo en mal posición de cuello debido al uso de pantallas móviles del que su resistencia permite. Consiste en dolor osteomuscular y puede asociar algún grado de contractura paravertebral cervical y de trapecios.

La solución pasa por elevar más el dispositivo para adecuarlo a una posición cómoda del cuello así como pasar menos tiempo consultándolo y más mirando nueves, flores ó a las personas que nos rodean.

Recomendamos aplicar calor suave y masaje liviano. Es posible usar algún analgésico como paracetamol. Si no mejora consulte con su médico.

Anteriormente se usaban revistas científicas para publicar y visibilizar las nuevas patologías, en la actualidad es mucho más rápido usar medios mas humildes como este blog que además permite que cualquier persona pueda hacer uso de estos datos.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Es increíble como algo que a primera vista parece tan inofensivo pueda provocar tantos problemas, como simplemente ver el móvil y sufrir de dolores de cuello

Elizabeth dijo...

Que interesante post! conozco un lugar donde puedes descargar cuadro medico Almudena y la verdad es muy bueno

Rafa Marquez dijo...

¡Hola!

Los problemas cervicales cada vez son más comunes, por eso yo estoy bastante contento y cada vez que tengo un dolor o problema acudo a un especialista de mi cuadro médico mapfre ya que es importante una buena salud, y sobre todo el tema cervical.

Muy buena entrada y gracias!

Anónimo dijo...

Es tan cierto, y lo peor como ya han dicho, es que no somos conscientes de como ese gesto puede hacernos tanto daño, yo tengo ya problemas cervicales y no me queda más remedio que acudir a una fisio a través de mi cuadro médico Adeslas y dentro de lo que cabe.

¡Súper contenta!